Carrusel Cine Reseñas

[Reseña] Rápidos y Furiosos 8

Los autos son algo que han participado activamente en la que es ahora esta nueva etapa en la historia del cine, las diversas formas en las que son introducidos a veces es como si fueran un personaje más con un papel importante dentro de las producciones, en otros casos los vehículos son mostrados como si una marca en específico fuera patrocinadora del proyecto cinematográfico, pero en otros casos su importancia va más allá al convertirse en una parte esencial de la película al ser prácticamente lo que le da movimiento a ésta.

Algunos ejemplos en cuanto a los autos como personajes predominantes en las películas los tenemos en el prácticamente reciente y en expansión del Universo Cinemático de los Transformers en donde a lo largo de cuatro cintas (próximamente cinco y posiblemente 19 más) los vehículos que se observan corresponden a una marca específica de automotores pero también se adapta en cada uno a un personaje teniendo presente algunos de nuestros favoritos como Optimus Prime o Bumblebee. Ahora cuando el vehículo prácticamente mueve la película, tenemos ejemplos de excelentes proyectos que nos conducen a las Road Movies como por ejemplo la maravillosa Pequeña Miss Sunshine o la serie Mad Max, destacando la extraordinaria y más reciente Furia en el Camino.

Obviamente en este recorrido no podemos olvidar a algunas series de televisión que también de cierta forma pavimentaron el camino para lo que actualmente podemos ver en la pantalla grande y los títulos van desde Los Dukes de Hazzard, acompañados por el legendario General Lee, B.J. and the Bear conocida en México como B.J. Mckay, también el más famoso Volkswagen del cine y la TV Herbie o en aquellos ayeres nombrado el Cupido Motorizado y obviamente un consentido de muchos El Auto Increíble. A todos los anteriores nuestro reconocimiento por el camino que crearon para que los de la actualidad puedan circularlo hoy con nuevas propuestas cinematográficas.

Ahora continuamos con nuestro tema central y que corresponde a la nueva cinta de Rápidos y Furiosos 8, la cual es dirigida por F. Gary Gray y que nos presenta a un gran elenco el cual está encabezado por Vin Diesel, Dwayne Johnson, Michelle Rodriguez, Kurt Russell, Jason Statham, Charlize Theron, Tyrese Gibson, Ludacris, Luke Evans, entre otros más y más que se añadieron para dar vida a la continuación de esta saga.

Parecía que después de haber perdido a Paul Walker, un nuevo proyecto de Rápidos y Furiosos 8 iba a perder su brillo, pero hemos de notificarles que esta nueva cinta hace los ajustes necesarios para tener y crear más brillo con una trama que a final de cuentas logra generar la suficiente expectación con la que en más de una ocasión aprovecharan para sorprender a sus seguidores.

Ahora continuemos con la reseña de Rápidos y Furiosos 8.

Algunos años han pasado y la familia de conductores se encuentra más unida que nunca aunque no por ello se olvidan del amigo que se ha ido, ahora los nuevo lazos y relaciones con la isla de Cuba son la oportunidad perfecta para Don (Diesel) y Letty (Rodríguez) para pasar tiempo de calidad en pareja, y porque no aprovechar para echar una carrera con los locales y así crear nuevos lazos de amistad. No todo iba a ser perfecto en esta nueva etapa de sus vidas ya que una nueva misión está por llegar y un encuentro inesperado para Toretto hace que las cosas sean diferentes para ese próximo trabajo.

La nueva asignación para el equipo es robar cierto dispositivo para así evitar que caiga en manos equivocadas, ya que este podría ser peligroso si es usado en contra de inocentes. La misión está por concluir y todos acuerdan dispersarse teniendo el aparato a salvo en el vehículo de Hobbs (Johnson). Todo pareciera que va aterminar bien hasta que Dominic Toretto hace lo más inesperado, golpea en vehículo de Hobbs hasta hacer que pierda el control y sacarlo del camino, luego de eso toma el dispositivo y escapa con el dándole la espalda a su familia.

Hobbs regresa con el resto del equipo pero no vuelve solo, Deckard Shaw (Statham) ahora está con ellos y a pesar de que en el pasado les hizo daño decide quedarse por así convenir a sus intereses ya que sabe quién podría estar también tras la traición de Toretto. Luego de un breve debate en cuanto a la fidelidad de Dom y en el momento menos esperado, son atacados por él mismo dejando en claro que ya nos es parte del equipo y menos de la familia. Ahora se hace acompañar de una ciber terrorista conocida como Cipher.

Ahora el equipo liderado por Hobbs debe hacer frente a Cipher y a Toretto para evitar una catástrofe y que personas inocentes salgan heridas en el proceso, ¿podrá la familia recuperar a Dominic Toretto y detener los planes de Cipher? Estas respuestas y más serán aclaradas en la película Rápidos y Furiosos 8.

La dirección que en esta ocasión recae en manos de F. Gary Gray resulta ser buena en verdad ya que como menciono previamente pudo haber caído en una baja en su calidad, pero afortunadamente para sus seguidores resulta ser bastante buena. Ahora el guión quedo a cargo de Chris Morgan y Gary Scott Thompson, quienes lograron crear una buena historia con los elementos y personajes existentes, obviamente sin olvidarse de Paul Walker y con una enorme cantidad de referencias retomadas del pasado de la franquicia, algo que sin duda será un deleite visual para los seguidores.

Las actuaciones recaen principalmente en Vin Diesel, Dwayne Johnson, Michelle Rodríguez, Charlize Theron y Jason Statham, aunque no por ello se olvidan del resto del elenco e igual de la incursión de otros actores quienes dan vida a personajes del pasado de la franquicia, en general las actuaciones son buenas y logran sostener la historia poniéndo en buena forma esta parte de la continuidad de los Rápidos y Furiosos.

Al inicio de esta publicación hago mención de la importancia de los vehículos en las película y Rápidos y Furiosos 8 no se quedan atrás ya que la diversidad de autos hacen que la cinta se mantenga en movimiento y en especial en las escenas de acción -muy bien hechas- en donde podremos ver a la estrella principal bajo el nombre de Ice Charger.

Las ambientaciones son bien logradas por el equipo de producción y más que nada al ser ya identificado el equipo / familia Rápidos y Furiosos como una agencia de acción automotriz internacional, lo que lógicamente los lleva a viajar alrededor del mundo y es algo que a los seguidores y fanáticos de la franquicia les va encantar al tener un gran dominio de los efectos especiales, efectos visuales y las ambientaciones generadas digitalmente.

Finalmente, esta resulta ser una buena opción para ver el en cine en sus diversos formatos pero en especial podrán disfrutarla en IMAX 3D, para quienes no han visto las cintas anteriores se convierte en un buen gancho para generar curiosidad y conocer la historia que hay en las cintas previas de Rápidos y Furiosos 8.

No nos que más que agradecer a Universal Pictures de México quienes hicieron posible esta reseña y también a la cadena Cinepolis quienes nos consintieron durante la transmisión de esta función de prensa.

No es fácil para una franquicia llegar a ocho películas y mantener una buena calidad en cuanto a la historia y un buen equilibrio de personajes, en especial luego de haber perdido de forma trágica a uno de sus más importantes representantes. Rápidos y Furiosos están de vuelta en la pantalla grande con una gran historia que contar.

7.8
Dirección:
8
Guión:
8
Actuaciones:
9
Ambientaciones:
7
Banda Sonora:
7
Secuencias de Acción:
8

SubMarco
SubMarco

Latest posts by SubMarco (see all)

Gracias por compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien