Carrusel Cine Reseñas

[Reseña] Maze Runner: La Cura Mortal

Hace casi 10 años comenzó la fiebre de convertir libros para jóvenes adultos en películas, siendo Crepúsculo una de las primeras, pero un extraño fenómeno acaeció a tres sagas en especial muy cercanas entre sí.

Las primeras películas de las sagas de Percy Jackson, Cazadores de Sombras y Maze Runner fueron un fracaso total, terminando una secuela y luego la cancelación total de la serie con la primera y de la serie de películas y su traslado a serie de televisión para la segunda, y con una secuela igual de confusa y muchos retrasos que auguraban la cancelación de las películas para la tercera saga.

A pesar de todo pronóstico, 20th Century Fox mantuvo su fe en la saga escrita por James Dashner y en el director novato Wes Ball, quien estuvo encargado de las dos primeras entregas, por lo que se mantuvo firme a darle un cierre a los fans de la saga y tras varios retrasos por fin lanzó Maze Runner: La Cura Mortal, la tercera y última entrega de la serie.

Creo que con lo primero que debo empezar y destacar es la dirección de Wes Ball, quien debutó como director de cine con Maze Runner y que con cada película ha logrado mejorar un poco su desempeño y aprendiendo nuevas cosas. Para esta entrega, Wes Ball decidió aventar la casa por la ventana y entregar una película llena de acción desde el momento en que te sientas en la sala de cine.

 

Con un nuevo enfoque en las tecnologías de drones y cámaras aéreas, Wes Ball y su equipo nos entregan tomas nuevas y más impresionantes de las peleas y batallas épicas que toman lugar en la tercera entrega de Maze Runner. Además de esto, su experiencia previa en el departamento de arte y efectos visuales lo convierte en un arma aún más útil, ya que no solo logra plasmar su visión con los actores y las cámaras, sino una vez que pasa su mano por los efectos visuales logra acentuar aún más el gran trabajo que hicieron durante la grabación y nos entrega escenas impresionantes como las que vemos en Maze Runner: La Cura Mortal.

Aunado a esto tenemos a John Paesano, uno de los compositores más reconocidos en el mundo de la música y que ha seguido la travesía de Maze Runner desde un principio. Para esta última entrega, John mantiene su gran trabajo y acompaña todo el trabajo creado por Wes Ball con una banda sonora que te mantiene en el borde de tu asiento todo el tiempo, acentuando de gran manera los momentos emocionantes y poniendo tu corazón al límite cuando se debe.

 

Pero si ustedes pensaban que con esto tendríamos una de esas películas de acción sin sentido que solo están para entretenernos y mostrarnos efectos bonitos, pues se llevarán una sorpresa con el guion que T.S. Nowlin, en colaboración con James Dashner, preparó para esta película, y es que en esta ocasión decidieron escuchar a los fans y apegarse un poco más a la historia del libro, con lo que lograron entregar grandes momentos emocionantes y sentimentales en la historia.

Y lamentablemente aquí es donde se separa un poco del público de cine, ya que, como pasa en todas las adaptaciones de libros, muchas cosas quedaron sin explicar o parece que salen de la nada y puede llegar a confundir al espectador que no leyó los libros. Esto es un movimiento extremadamente arriesgado, pero es prueba fundamental que esta última entrega fue hecha específicamente para los fans, ya que son los que apreciarán más los momentos clave y no necesitan de una amplia explicación.

 

Pero una película con tan buen material para producirse no sería nada sin sus actores, y lamentablemente en el caso de Maze Runner la carta de apostar por el talento joven no salió tan bien. En esta ocasión lo único rescatable son las actuaciones de Giancarlo Esposito, AidanGillen y Barry Pepper, inclusive podríamos decir que James Dashner se sintió más cómodo en su cameo que cualquiera de los demás actores presentes en la cinta. Si bien todos tuvieron un pequeño momento de lucidez en que logras apreciar sus actuaciones, los 120 minutos restantes de la película te quedas deseando que los actores tuvieran más pasión por su trabajo y esta se viera reflejada.

Con todo esto, Maze Runner: La Cura Mortal es la película que todos los fans estaban esperando desde que se anunció la adaptación a la pantalla grande de esta saga, con un gran cierre cercano al libre y los momentos más emocionantes de toda la historia, esta entrega guardará un especial lugar en el corazón de todos los fans.

Y para todos aquellos que no han leído los libros, tal vez esta película no es el cierre que esperaban, encontrarán muy buenos visuales y una película entretenida, pero también varios hoyos en la trama a los que no les encontrarán sentido hasta que se adentren en el material original escrito por James Dashner.

 

La película que los fans se merecían desde un principio

Maze Runner: La Cura Mortal es de principio a fin una película para los fans de la saga. Con un gran trabajo en los visuales y la música, Wes Ball concluye esta travesía que comenzó en 2014 con la entrega de la primera película de la serie y su primera aparición como director en la pantalla grande. Y aún para aquellos que no conocen todo el material escrito por James Dashner, la película es una gran montaña rusa de emociones y acción que podrán apreciar.

7.3
Banda Sonora:
8
Actuaciones:
6.5
Guión:
6
Fotografía y Producción:
8.5
Dirección:
7.5

Eduardo Alejandro Ceja Cruz

Eduardo Alejandro Ceja Cruz

Amante de los videojuegos, los libros y la ciencia. QFB en proceso. Adicto a los RPGs. Entrenador Pokémon.
Eduardo Alejandro Ceja Cruz

Gracias por compartir
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email