Carrusel Reseñas Xbox

[Reseña] Zombie Vikings

En los últimos años hemos tenido dos temas que han estado pegando mucho en los diferentes medios: los zombies y los vikingos, dos tipos de personajes tan diferentes, con tan poco en común, que sería raro verlos en una historia combinados.

Con Zoink!, los desarrolladores de Stick it to the Man!, esta combinación se logra obtener con Zombie Vikings, un juego donde podrás jugar hasta con cuatro amigos en un modo Beat´em Up, el cual consiste en golpear todo lo que aparezca en la pantalla y sobrevivir a los ataques enemigos, tras su paso por Steam y la Playstation 4, por fin llega a la Xbox One.

UNOS ZOMBIES CONTADOS CON MUCHO SESO

Odín, el Padre de los Dioses, sufre el hurto de su único ojo sano por Loki, el Dios del Engaño, el cual no solo es talentoso para engañar a la gente, sino también para contar buenos chistes y en medio de tanto chiste se lleva el ojo de su padre. Como los demás dioses están de fiesta en fiesta antes del Valhalla, Odín decide llamar a cuatro guerreros vikingos que reviven de la tumba.

 

A veces en la búsqueda del poder, Loki se meterá en cada lío…

Así, la enorme deportista Gunborg, el marino fusionado con un calamar Seagurd, el ruidoso y salvaje Hedgy y la ágil y ruidosa Caw-kaa (estos últimos dos en español se llaman Pinchito y Kuervaa), deciden unir fuerzas para viajar por las diferentes islas y tierras nórdicas en persecución de Loki y rescatar el ojo de Odín.

El juego cuenta con dos modos de juego, uno es un modo historia que puedes empezar a jugar solo o con hasta otros tres jugadores, ya sea online o con controles conectados a la consola. Este modo cuenta con 25 niveles los cuales tienen muchas historias hilarantes y bastantes enemigos que vencer.

Además, tenemos el modo arena donde podrás enfrentar a tus amigos en un auténtico duelo para despedazarse mutuamente con cinco diferentes escenarios para escoger.

En cualquiera de los dos modos, tendremos que usar al personaje que escojamos, además del  arma y la runa con la que el personaje se lanzará a los golpes. El arma puede variar de acuerdo a la fuerza o cualidades que las distinguen  de otras (como romper piedras, arrojar veneno o mejorar habilidades para recoger y lanzar objetos) y la runa aumenta tus habilidades o mejora la salud del personaje.

 

Una torre de zombies para alcanzar cualquier altura y… hay un logro por hacerlo.

En el camino tienes varias maneras de vencer a los enemigos, ya sea golpeándolos, usando las cualidades de las runas (como vomitar ácido), agarrando objetos o enemigos pequeños y lanzarlos, rebotar los proyectiles que lanzan, usar a tu cerdito de ayuda en la batalla para dar saltos altos o lanzar proyectiles o realizando dos tipos de ataques especiales, uno que se obtiene manteniendo presionado el botón de golpe y otro que lanza un ataque que consume energía del personaje al mantener apretado el botón Y.

También cuando avanzas en las misiones, encontrarás diferentes cosas que harán que éstas  varíen como pasadizos secretos que te permiten encontrar sub-misiones que te ayudarán a desbloquear espadas o runas o incluso una zona donde te podrás reunir con tus compañeros en un zombie gigante, donde cada uno de los jugadores puede usar una parte del cuerpo, como brazos o piernas.

UN JUEGO QUE, A LA HORA DE LOS GOLPES, SE HACE CHIQUITO

Zombie Vikings tiene una narrativa bastante irreverente y divertida, donde los productores escandinavos de Zoink! no dudan ni tantito en burlarse de las diferentes culturas europeas y de las tendencias populares, como las redes sociales o los deportes populares para contar algunos chistes que son divertidos.

Así que no les extrañe que algunos personajes pidan que suban sus mejores golpes a Yelp, que un personaje culpe a los videojuegos de la mala gramática de su nieto o una misión sea una parodia de un partido de Fútbol o a los comerciales de bebidas energéticas.

 

Nada más temible para los zombies que te arrojen residuos de pescado.

Sin duda, el guion de  Zach Weinersmith (Saturday Morning Breakfast Cereal) es bastante efectivo en hacernos reír a diestra y siniestra, y también se da el escritor americano en darse un clavado en los libros de historia, para mostrar a los vikingos como la raza cruel y devastadora  que fue, y hacer reír a cualquier escandinavo en el intento.

Esto también ayuda a que los personajes, diseñados de manera muy graciosa,  resalten en la historia, entre los protagonistas, donde destaca una vikinga que chilla como cuervo o un vikingo diminuto que pelea tan ágil como Yoda y razona peor que el Demonio de Tasmania, un Loki irreverente pero ingenioso a la hora de dar sus diálogos o algunos personajes secundarios que desearías verlos por más tiempo en pantalla.

No obstante, en el gameplay es en donde vemos el punto débil de Zombie Vikings, si bien, el control responde muy bien, lo más incómodo resulta la reducción de la pantalla cuando aparecen muchos enemigos, lo cual hace que sea difícil distinguir a algunos personajes a la hora de los golpes o de agarrar accidentalmente al cerdito mascota que te sirve de cañón o trampolín y causar con eso que falle alguna jugada que tienes planeada.

Es cierto, esto facilita a varias batallas, como cuando usas a los cuatro zombies al mismo tiempo,  o de pronto la batalla realmente requiere, con tantos elementos en pantalla, dicha visibilidad. Agradezcan que, por este detalle, no hay caídas en el framerate y, por tanto, tu juego se alente.

 

Agrega cerveza y gritos vikingos y será la sensación de tus fiestas.

De la dificultad, también notamos que el juego no es muy exigente y puedo afirmar que si se siente muy fácil y monótono con hordas enemigas que caen en la repetición. Si no fuera por el gore y los chistes subidos de tono, este juego podría jugarlo hasta un niño de 12 años.

No pudimos, dada la premura del tiempo, apreciar el modo con varios jugadores y poder ver realmente las cosas graciosas que se pueden hacer, como fusionarse en un gran monstruo o encontrar la manera de curar a tu compañero cuando está a punto de morir (por segunda vez).

Lo que sí es lento, es cuando se abre el juego al cargarlo en la consola, es una de las pantallas de carga más lenta que hemos visto, seguramente por no tener tantas insignias que presumir como en otros juegos, pero pudo haber hecho algo más que una espada golpeando un vikingo para tenernos entretenido antes de que el juego realmente comience.

Otro punto a destacar es el diseño de producción. Tenemos una escenografía exquisita que combina perfectamente con los personajes de cartón que resaltan al frente, en momentos está tan bien planteado, que uno si desearía destruir las paredes u otros objetos que aparecen en el fondo, algo que hubiera sido hilarante intentarlo si fuese posible.

La banda sonora es una delicia para los oídos, incluso hay una canción bastante pegajosa (con una letra muy  corta pero que cumple su objetivo) para cuando pausas el juego y los fondos cuando estás en misiones o en medio de las cinemáticas del juego, ayudan a que ese tono de hilaridad no se pierda en ningún momento.

 

¡Corre! ¡He visto suficiente animación japonesa para adultos para saber que sigue!

El juego tiene también algunas misiones ocultas dentro de las misiones originales y los logros en el juego te permiten reintentarlas,  con el objeto de conseguir algunos logros en retos como pasar una cueva sin que te vean los gnomos o ganar un evento deportivo sin recibir anotaciones en contra, y claro, otros que invitan a jugar con amigos, así que si compras este juego no lo intentes solo si quieres sacar todos los logros.

Zombie Vikings no llegará al nivel que tuvo, por ejemplo, Castle Crashers, pero si sabe cumplir con su objetivo de entretener con una historia hilarante, aunque una dificultad baja y pocas diferencias entre los enemigos de cada nivel rompen un poco con la diversión, eso sí, se agradece que puedas jugar con otros jugadores de manera local, lo cual garantiza que este juego brinde cervezas y diversión vikinga en tu fiesta.

 

Un juego con una historia divertida pero un gameplay poco exigente.

Zombie Vikings tiene una historia absurda y que garantizará muchas risas al jugador con sus chistes que se burlan de temas actuales y con elementos subidos de tono, el problema es que en medio tenemos un beat em up de baja dificultad al que le faltó mas variedad en los enemigos a vencer, aunque sus búsquedas alternas y el multijugador local garantizan que el juego tiene aún de donde cortar.

7.9
Guión:
8.5
Jugabilidad:
7
Banda Sonora:
8
Gráficos:
8

Gracias por compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien