Carrusel Reseñas Xbox

[Reseña] Swapquest

Cuando un juego funciona en tu dispositivo móvil siempre te quedarás con la pregunta de cómo podría funcionar en una pantalla más grande, y no, no estamos hablando de que lo intentes jugar en una tablet, sino llevarlo a la PC o, mejor aún, a una consola de videojuegos.

Tal es el caso de Swapquest un juego distribuido por Rebusmind y que, tras su éxito en los dispositivos móviles, fue llevado al Steam y al PlayStation Vita y ahora debuta en las consolas de última generación, ¿será Swapquest una adaptación favorable del juego de los móviles?

CAMBIANDO EL DESTINO DE TU REINO, CUADRITO POR CUADRITO

Se cuenta que un legendario guerrero logró atrapar a todo el mal que azota a un reino con un cristal mágico y una espada legendaria. Varios años después, el reino corre peligro cuando el cristal se rompe en varios pedazos y la espada desaparece. Es entonces, cuando debemos tomar al príncipe o a la princesa del reino para que busquen los fragmentos perdidos del cristal y la espada para salvar a su reino del mal que se ha difundido por todos lados.

 

Escoge tu personaje, escoge tu estilo de pelea, escoge tus misiones… ¿realmente tengo que escoger todo esto?

Desde que comenzamos el juego ya tenemos que tomar un par de elecciones: el príncipe o la princesa (o ambos si estás jugando de manera cooperativa con un amigo), el tipo de explorador en el que convertirás a tu personaje (por ejemplo tendrás uno que colectará más fácilmente los tesoros, otros más enfocados al combate o uno balanceado en todas las estadísticas). Una vez seleccionados ambos comenzarás tu aventura.

El juego nos muestra a nuestro príncipe o princesa teniendo que avanzar por un mapa en el cual podrás cambiar varios de los cuadritos con solo tocar dos de ellos, para poder hacer que nuestro héroe avance y pueda evitar quedarse atorado en el camino y ser atrapado por La Oscuridad. De modo, que tendrás a la mano, rectas y varias curvas para poder cambiar de rumbo al personaje y, si lo deseas, irle poniendo a la mano una gran cantidad de tesoros, que, de ser ignorados, serán devorados o robados por otros personajes.

En el camino encontrarás diferentes obstáculos que podrán hacer complicada tu travesía como lagos, piedras enormes o trampas mortales. Algunos se pueden romper con solo tocarlos con el apuntador para lanzar agua o más tesoros al personaje y otros simplemente no se pueden ni mover, así que deberás plantear bien tu estrategia para que tu personaje no se atore o se dañe con dichos obstáculos.

 

Quema… quema… ¡QUEMAAAAA!

También. como buen RPG, tendremos una cantidad importante de enemigos en el camino, lo cual te permitirá ganar experiencia al derrotarlos, igualmente puedes evitar la batalla si consideras la pelea peligrosa para tu personaje, pero derrotar a unos cuantos enemigos podrán incrementar tus habilidades y poder realizar nuevas acciones en tu aventura.

En todo caso, siempre tendremos en cada misión la necesidad de llegar a un punto específico para dar por terminada la aventura, pero cada misión cuenta con sus propias sub-búsquedas, como derrotar al sub-jefe, encontrar cierto número de gemas o acabar el nivel en cierto tiempo, lo cual agregará más gemas a tu marcador.

Las gemas que acumules en tu marcador te permitirán comprar en la caravana diferentes objetos para mejorar tus estadísticas en batalla, como fuerza, salud y escudo, lo cual te dará mejores oportunidades en las siguientes misiones.

 

El camino a la gloria… o a la muerte segura…. todo lo decides al cambiar los cuadritos.

EN LA CONSOLA LE FALTA ALGO DE TOQUE

El juego tendrá varios mapas a superar, los cuales no llevan un orden en particular, de hecho, siempre habrá unas bifurcaciones en el camino que harán que tu escojas una misión y continúes jugando, lo cual hará que tu historia no sea igual en la siguiente vez que lo comiences, dándole un valor agregado a tu forma de jugar.

Sin embargo, no hay manera de regresar y repetir una misión, una vez concluida una misión, deberás elegir una de las dos misiones (a veces también tendrás pequeños mini-juegos de bonus), pero no hay marcha atrás, así si dejaste algo en el camino, ya no tendrás manera de recuperarlo, especialmente esos fragmentos de cristal que son tan importantes para la historia.

Después de cierta cantidad de mapas enfrentarás a un jefe, el cual tendrá un método distinto para derrotarlo, aquí sin duda deberás conocer su estrategia de ataque y vencerlo, a veces algo complicado, pero en otras ocasiones podrá ser hasta ridículamente fácil vencerlos.

El mayor problema que encuentro a SwapQuest es el duro paso que debió tener la adaptación del  control, que pasa de ser la pantalla táctil a los controles de una consola, mientras los toques hacen intuitivo el juego en Android, si se torna confuso jugar con un apuntador que se mueve con el control y botones, algo que nos obliga a poner un ojo en el camino que trazamos y otro en el personaje que pudiera atorarse con algún obstáculo o caminando en la dirección equivocada. Además la sensibilidad en los controles afecta mucho en la selección de los cuadritos lo cual hace que uno pueda equivocarse mucho en la definición de un camino para nuestros héroes.

 

Te espera una gran aventura en 16 bits.

La calidad gráfica toma un estilo similar a los viejos RPGs del Super NES, lo cual se aprovecha bastante bien en la consola y nunca vi que el juego tuviera una ralentización  en la muestra de los elementos de la pantalla.

Si algo me encantó de SwapQuest es la música que realmente toma sus influencias de juegos como Final Fantasy VI o ChronoTrigger, lo cual nos genera un ambiente atmosférico y tranquilo en varias escenas del juego, excepto, claro, en las batallas contra los jefes donde la música será más intensa y te pondrá toda la presión para que pongas más concentración en la batalla. Además las cinemáticas del juego tienen piezas que soportan bastante bien la narrativa que tenemos en el juego.

Los efectos de sonido nos recordarán mucho a dichos juegos de la generación del Super NES y se sentirán como en casa escuchando espadazos, sonidos de gemas y otros objetos que les harán sentirse como en casa si son gamers de vieja generación.

Al final de todo Swapquest logra sacudirse el título de casual y hace un juego que potencialmente es muy adictivo, pero, si tuviera unas cuantas mejoras en el control hubiera sido un juego más memorable para el gamer de consola promedio.

 

 

El control no le hace justicia a un juego potencialmente adictivo

Pese a la formidable mezcla de RPG y puzzle que podria agradar a los jugadores casuales, Swapquest falla en un control que se torna desesperante en dominar para los usuarios de consolas, lo que lo hace un juego en ratos frustrante. No obstante, la capacidad de hacer historias distintas en cada partida, hacen que Swapquest se pueda convertir en un juego adictivo si se juega con toda la paciencia del mundo. Su banda sonora y sus graficos de vieja escuela serán la delicia de los jugadores de vieja escuela.

7.6
Historia:
7.5
Jugabilidad:
7
Banda Sonora:
8.5
Gráficos:
7.5

Gracias por compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien