Robozarro es un título de eastasiasoft el cual hizo su aparición en la plataforma de steam, y hace unos meses hizo su llegada a las consolas de nueva generación, por lo que es buena oportunidad para revisitar este título y conocerlo de fondo.

En este juego 2D de acción, controlaremos a 0-Ramatron que está en la búsqueda del desaparecido Dr. Zarro, en esta travesía, encontrará una oposición robótica, y es su deber adentrarse desde fabricas hasta drenajes con el fin de derrotarlos a todos.

En el apartado gráfico deja mucho que desear, ya que no hay un estilo propio o arte deleitable, muchos parecen dibujos sencillos, un arte similar al que se presentaba en la época de los juegos basados en flash, por lo que dejará bastante que desear, y no solo hablamos en el diseño de escenarios, sino también el de los personajes, los cuales se ve un trabajo bastante pobre.

Ser un robot no es sencillo, y es por ello que se te dotarán de artilugios para que sea más llevadero el enfrentamiento, contaremos con una pistola de disparo, ya sea cargada para un super disparo o con balas rápidas y secuenciales. Tendrás que esperar a que se recargue la energía, dotándola de una munición infinita. Aunado a lo anterior, podremos tener otras herramientas conforme vayamos progresando en los niveles, en una amplia rueda de cerca de 8 utensilios distintos, ya sea aventando granadas, o utilizando una pistola de atracción/expulsión, con la cual podrás jalar y aventar algunos de los enemigos presentes.

Al surcar el escenario, podrás encontrar basura, estas tuercas y tornillos, fungirán como moneda dentro del juego, y con ella podremos ir adquiriendo más munición, disparos potenciados limitados o recuperar nuestra vida.

La física de Robozarro es un poco extraña, si bien los movimientos de nuestro androide son básicos, la integración de elementos como la atracción y expulsión hace que caiga en contradicciones, por ejemplo, puedes agarrar a la mayoría de los enemigos pequeños y aventarlos, incluso servirá para acceder a zonas distintas, mediante el movimiento de bloques gigantes, sin embargo, en la ejecución es un poco pobre, y esto se puede deber a que los controles son un poco imprecisos: Al disparar requieres una buena precisión para poder apuntar a tus enemigos.

Continuando con los controles, el juego en algunos puntos, requerirá saltos precisos para no caer en acido o picos, sin embargo, hay un pequeño patinaje que hace que sea un martirio realizar estos saltos, haya cierta inconsistencia en el input del juego que hará sufrir a más de uno.

En el apartado de sonido, realmente no hay un trabajo destacable, cumplen con acompañar al jugador, pero al igual que los gráficos, el trabajo esta meramente por cumplir.

Para los amantes de los logros, les agradará saber que el Robozarro, para obtener la totalidad de ellos, solamente tendrás que llegar a la mitad del segundo nivel para terminar el 100% de tu objetivo. Ya en caso de que quieras terminar por gusto el título, te llevará cerca de cuatro horas de juego. Un añadido extra es que, si existe un Replay Value, ya que, al terminar el juego, podrás disfrutar del modo time trial, en donde no tendrás checkpoint y tendrás que sacar la casta a tu máximo nivel.