¿Alguna vez probaste los juegos para PC en los cuales los controles únicamente eran el teclado y el ratón? Bueno, pues Adventures of Bertram Fiddle: Episode 1: A Dreadly Business comparte exactamente las mismas características de jugabilidad mencionadas anteriormente. La única diferencia es que el ratón viene siendo el stick izquierdo del control para mover el cursor y el “click” del ratón, que en este caso es el botón A para seleccionar o realizar acciones. Este título nos regresa a la era de juegos de PC en los que el usuario tenía que pensar y aplicar estrategia e inteligencia para completar las diferentes misiones que se le piden a lo largo del juego. La pregunta clave es ¿es una buena apuesta en esta generación de videojuegos y tecnologías?

Adventures of Bertram Fiddle: Episode 1: A Dreadly Business es un videojuego indie en 2D desarrollado por Rumpus. Aquí acompañarás a dos personajes principales en el recorrido de sus aventuras. Uno de ellos es Bertram; una persona que se considera un sabelotodo y por otro lado a Gavin, un ayudante que estará pegado a Bertram todo el tiempo, debido a que él posee la fuerza de mover objetos pesados que se necesitarán para avanzar a lo largo del juego. Bertram posee una complexión muy delgada, igual a la de un fideo, por lo que le resulta imposible hacer ciertas acciones.

Historia

Nos encontramos en Londres, Reino Unido, Gavin. Bertram recibe unos telegramas en su casa de una persona que se hacer llamar el Príncipe Mbooty. Él le comenta que desde la muerte de su padre ha tenido la posesión de tener un diamante gigante muy valioso y que, si va por el para traerlo de vuelta a Londres, le estará dando una recompensa de 100 libras, por lo que nuestro protagonista tendrá que ir en busca de ello lo más pronto posible. Lo que no sabe, es que a lo largo de su recorrido se encontrará con algunos inconvenientes y sorpresas que le complicarán las cosas tanto a él como a su compañero a lo largo del camino.

Jugabilidad

El juego nos presenta una jugabilidad bastante fluida. El menú es muy básico y fácil de entender, los controles son muy responsivos y sencillos, solamente requieres usar el botón A y el joystick izquierdo para mover el cursor. Los diálogos de los personajes son sencillos, directos, fáciles de entender y cortos, lo que hace que el progreso sea muy ágil. Como se mencionaba en la introducción, tendrás que emprender una aventura en la que se te presentarán complicaciones durante tu camino, y hablando de las misiones o tareas que tendrás que realizar para avanzar, la mayoría de ellas requieren de inteligencia y de pensamiento, ya que durante el juego tendrás un inventario en el cual irás guardando cosas con las cuales tendrás que hacer interacción con otras, ya sea con personas, con puertas, lugares y analizar muy bien la situación en la que estás para que dichos objetos o accesorios hagan química y completes las tareas. Esto también tendrá que ver con los diálogos entre los personajes, ya que ellos algunas veces te deducen un poco que tienes que hacer con las conversaciones que tienen. Al final, todo corre por tu propia cuenta y propio criterio. Eso sí, deberás tener paciencia porque, en ocasiones, como suele pasar en muchos juegos de este tipo, te llegas a desesperar muy fácilmente o te estresas porque no encuentras la solución. También parte del reto de este título es conservar la calma en todo momento. Aunque a veces, dicho lo anterior, es difícil llevarlo a cabo.

Música

La banda sonora es muy buena. Este juego se remonta a un Reino Unido antiguo, en el cual hablamos donde sus medios de transporte todavía son carruajes con caballos, su forma de vestir es elegante, el diseño de las casas y las calles tiene una pinta antigua, por lo que la música se adapta muy bien a cada ambientación o entorno del juego. Esto va desde la tranquilidad que hay en alguna casa, hasta la tensión o mala vibra que está por avecinarse o que estás viviendo en ese momento. Tiene tintes muy marcados con cada característica que el juego te presenta y esto no solo se ve en el juego en sí, se ve desde el menú de inicio. Los matices de volumen están bien estructurados y plasmados. Así que, en ese punto, el juego no queda a deber, salvo que sí puede mejorar todavía más.

Gráficos

Adventures of Bertram Fiddle: Episode 1: A Dreadly Business presenta un apartado visual muy bueno, ya que los personajes, aunque no se pueden comparar con la calidad de texturas y términos visuales más avanzados con las que contamos hoy en día, se ven bastante bien. Recordemos que este es un juego indie en 2D por lo que no se puede esperar detalles de texturas, sombras, iluminación, o profundidad etc. Los apartados que presenta con estas limitantes no son para nada desagradables o planas. En cuanto a los personajes, se vean simétricos, la gesticulación de las palabras, incluso hasta los movimientos son bastante aceptables. Los escenarios también cuentan con un detallado principalmente en exteriores e interiores de las casas; estas van desde ventanas, puertas, chimeneas, carros, carruajes, sillones, lámparas, recámaras, armarios, objetos de valor y animales.

Reseña Panorama
Historia
7.5
Jugabilidad
9
Música
8.5
Gráficos
9
Artículo anterior[Reseña] A winter´s Daydream
Artículo siguiente[Cobertura] Presentación Ricoh Theta Z1