A principios de la década del 2000 los títulos de carreras de Hot Wheels eran tal éxito que hasta en los cereales aparecían, pero unos años más tarde parecería que la demanda por juegos de carreras con acción, explosiones y carritos de juguete desaparecía por completo, hasta ahora.

Desarrollado por Milestone; una compañía de videojuegos italiana experta en títulos de carreras con franquicias como MotoGP, Ride, WRC, entre muchas otras; la marca de Hot Wheels revive en un nuevo juego de carreras para una nueva generación de jugadores, y parece ser que quieren y tienen todo lo necesario para competir con los grandes desarrolladores de títulos de carreras.

Lo primero que debo aclarar es que Hot Wheels Unleashed no es para nada un título para niños, está más cercano incluso a los grandes fanáticos de los títulos de carreras pero que igual buscan algo menos serio que los simuladores, y es que con diversas mecánicas desde el arranque y derrape hasta los diversos tipos de coches que existe en el juego.

Comenzando con los coches, existen diferentes tipos de coche desde los comunes hasta los tan legendarios Treasure Hunts que han vuelto locos a los coleccionistas, y dentro de cada categoría encontraremos autos emblemáticos como el batimóvil, K.I.T.T., y muchos más. De acuerdo con la rareza son las estadísticas, y conforme vayas mejorando tus vehículos también mejorará su rareza. Además de esto, cada auto está diseñado con diferentes enfoques, unos son mejores para derrapar y tomar curvas, otros tienen mejor aceleración, y otros tantos contarán con velocidad máxima más alta y se apoyarán más en su turbo.

Pero los coches no lo son todo, y es que sin una pista digna de los coches de juguete más emblemáticos el juego no sería nada. Afortunadamente, Milestone hizo un gran trabajo para tomar elementos clásicos de las diversas pistas que han salido hasta la fecha como la cabeza de dragón que cierra y abre, la serpiente que avienta veneno, o la araña que pone telarañas para atrapar a los corredores, entre otras. Además de esto, los desarrolladores le dieron el poder a la comunidad de crear sus propias pistas, abriendo las puertas a infinitas posibilidades y tiempo de juego.

La combinación de estos dos elementos hace de Hot Wheels Unleashed un fantástico título por sí mismo. El gran control de los automóviles, las pistas extravagantes y divertidas, y la posibilidad de jugar infinitas veces es una buena base para el título, pero si a esto le agregamos las espectaculares gráficas, gran música y efectos de sonido, el juego pinta para ser uno de los mejores del año.

Sobre el apartado visual, lo más destacables son los coches, y es que entre el manejo de la luz y las texturas parecen casi realistas, como si recién los hubieras sacado de su empaque y estuvieras jugando con ellos en tu habitación. También el diseño de cada nivel basado en locaciones como el garaje, la oficina, un edificio en construcción, entre otros, es fantástico y el nivel de detalle es impresionante, a tal grado que todo dentro del escenario es utilizable como pista, dando oportunidad a pistas cada vez más extravagantes.

A pesar de todo esto, hay dos puntos relativamente negativos para en el título. El primero es que aun cuando hay un modo historia que te presenta un poco sobre cómo se juega el título, hay varias mecánicas que tienes que aprender por tu cuenta y no es tan intuitivo. Siendo Hot Wheels una franquicia tan querida para los niños, es un poco contradictorio que el juego no sea tan amigable para estos como había sido en entregas pasadas.

El segundo punto es la forma en que se desbloquean nuevos automóviles, y es que con las tan odiadas loot boxes y mecánicas para subir de nivel tus autos y la posibilidad de tener varios coches repetidos, se sienten muy promovidas las microtransacciones. Y en un título que nos transporta a nuestra niñez es un poco frustrante sentirnos presionados a pagar más por avanzar.

Aun con estos dos puntos, no me canso de decir que Hot Wheels Unleashed es un título fenomenal. Tras un hiatus de la franquicia creo que no había mejor desarrollador que Milestone para entregar tremendo juego. Divertido, frenético y nostálgico, Hot Wheels Unleashed nos hace volvernos a sentir como niños. Sin duda alguna me atrevo a decir que es un buen contendiente para Juego del Año.