Hoy en día los videojuegos AAA han dejado de llamarle la atención a la mayoría de los jugadores, ya que siguen contando las mismas historias y utilizando las mismas mecánicas, no ofrecen nada nuevo. Por esto, los jugadores han volteado a ver a los indies, aquellos títulos que necesitan arriesgarse para sobresalir en la industria. 

Y aquí es donde entra Fe, un título desarrollado por Zoink y distribuido por EA Originals, el programa de Electronic Arts que busca apoyar el desarrollo independiente. Este título narra la historia de Fe, un pequeño animal parecido a un zorro que es el encargado de cuidar el bosque y a sus animales.

 

Si bien la vida en el bosque es tranquila y Fe se dedica a cantar con los animales, todo cambia cuando los Silenciosos, una especie de monstruos, comienzan a invadir el bosque y a llevarse a los animales. Será tu deber ir desenmascarando la historia de los Silenciosos y salvar a todos los animales, regresando el bosque a la normalidad. 

Pero para hacer esto, Fe retoma el trato silencioso y sin apoyo que videojuegos como Journey han implementado para crear un videojuego único, por lo que en Fe andarás por todo el bosque solamente utilizando tu melodiosa voz para intentar comunicarte con los animales a través de diferentes cánticos. 

Lo musical y visual de Fe destacan por encima de todo y no solo por la importancia que Zoink les otorga al colocarlos en primer plano y utilizarlos como una mecánica, si no que también por el gran trabajo queé hay detrás de estos. Para al estilo visual, Zoink utiliza un poco el estilo low-poly para el entorno, y a pesar de esto logran crear un ambiente claro y visualmente apantallante, que hace gran uso de efectos visuales con luces neón para contrastar con los entornos negros y vacíos. 

En cuanto a la música, los diseñadores recrean los sonidos del bosque para colocar al jugador en medio de la acción y la naturaleza. Pero no solo es esto, también crean un gran flujo entre tonadas alegres a oscuras y místicas para indicarle al jugador queé hay peligro cerca o que va por buen camino. 

Pero Fe cuenta con un problema en su esencia y que varios juegos independientes han cometido, y es que no se hacen la famosa pregunta: “¿Qué tanto es tantito?”. Al buscar ser lo más minimalista en el contacto hacia el jugador, el titulo llega a un punto en el que se vuelve muy confuso para el jugador y no logra comunicar sus mecánicas y los pasos que tiene que seguir el jugador para continuar el juego. 

Desde que empiezas el juego, Fe solamente te da dos instrucciones, cómo saltar y cómo aullar para comunicarte. De aquí tendrás que averiguar y entender que no todos los animales utilizan el nivel de aullido, que tienes que avanzar para desbloquear nuevos aullidos, que llegará el momento en que tengas que utilizar a los animales como sacrificio, etc…, pero casi todo esto es complicado de descubrir y probablemente el jugador casual llegue a necesitar de ayuda externa para entender que es lo que está sucediendo. 

Esto se contradice con el estilo visual y musical que presenta Fe, ya que uno lo tomaría como un juego de plataformas simple y alegre para todos los jugadores, pero se ve enfrentado con una realidad completamente distinta. 

Fuera de esto, Fe mantiene una jugabilidad relajada y que busca que el jugador admire los paisajes y disfrute de la música antes de preocuparse por los puzzles que maneja, mezcla mecánicas de sigilo con plataformas para crear un juego dinámico. 

Si EA mantiene el apoyo a las desarrolladoras independientes con una ambición y proyectos parecidos, podemos esperar en un futuro que más juegos asombrosos obtengan el crédito que se merecen. 

[marstheme_review post_id=”147562″]