La nueva película de Danmachi: Arrow Of The Orion es la tercera entrada de la franquicia Danmachi, siguiendo al anime del 2015 y en 2017 con su secuela: Sword Oratoria.

A diferencia de las dos anteriores que se basaron en nuevas series de los mismos nombres, Arrow Of The Orión es una historia completamente original la cual todavía está escrita por Fujino Omori, el autor de las novelas.

Tomando los acontecimientos de las dos anteriores entregas, Danmachi: Arrow Of The Orión comienza con nuestra héroes conviviendo en un festival de la ciudad, comenzando con Bell y sus amigos jugando un juego de carnaval de “La espada en la piedra” (aunque en vez de espada es una es una flecha enorme) quien logre sacar la flecha del cristal donde está incrustada, ganará un viaje todo pagado a una tierra lejana y pues el único digno de sacar la flecha es Bell.

Por supuesto después se revela el truco, Artemisa, amiga de Hestia y una diosa, es quien los envía en una búsqueda para matar monstruos en unas ruinas lejanas de la mazmorra. Artemisa es un tipo diferente de diosa diferente a lo que hemos visto en el anime hasta ahora, mientras que sus poderes divinos están sellados como los de todos los dioses en el mundo mortal, ella ha optado por luchar junto a los humanos que se unieron a su familia, incluso ahora, cuando ella es la que le da la misión a Bell y se ve obligada a saltar al peligro a lado de Bell y sus amigos poniendo sus vidas en riesgo.

El anime ha establecido el estándar de los dioses, mientras que son etiquetados a lo largo de las aventuras bajo el radar y no participar en el meollo de las luchas, la presencia de Artemisa es una excepción a la regla y sirve para expandir el mundo de Danmachi y redefinir lo que pensábamos y sabíamos, especialmente a medida que le tomamos cariño.

El escenario de la película expande el mundo fantástico de Bell a través de esta misión, aprendemos más sobre su mundo en general: cómo son las tierras que rodean Orario, las distancias que deben recorrer, los trabajos de los aventureros cuando no destrozan monstruos en el calabozo, entre otras cosas.

Por otra parte, en este punto de la historia, los monstruos sólo han aparecido en la proximidad cercana a la mazmorra, sin embargo, en Arrow Of The Orion vemos que este mundo fantástico es más peligroso de lo que aparentaba en el anime.

La verdadera fuerza de esta película es como se centran en Bell, Artemisa y Hestia y casi todos los personajes que hemos visto en el anime incluso aquellos alejados de la acción en las ruinas como AIS y el resto de la familia Loki que también tienen algo de tiempo de acción en la película. Esto es sumamente gratificante en el caso de Lefiya, que ni siquiera en el anime se le ha dejado expresar a pesar de ser un personaje principal en Sword Oratoria.

Mientras que los eventos de esta película en sí no están presentes en la línea original, la película se conecta muy bien y de manera sólida con la trama principal de Danmachi, y también da a conocer el por qué la mayoría de los aventureros no llevan a sus dioses a las mazmorras.

Todo esto hace que la película se sienta parte importante de la historia/línea original de Danmachi y deseo que esta película sea conectada a ello volviéndola canon como se hizo con la franquicia Sword Art Online con su película Ordinal Scale. Si no deciden integrar esta película a la continuidad en la segunda temporada de Danmachi disminuirá toda la retrospectiva que nos ha dejado, la principal razón es la manera en Bell es impactado profundamente en esta película ya que es la muestra de cómo los ideales heroicos de Bell se estrellan y cuartean contra las verdades amargas y tristes del mundo real.

Hasta lo que hemos recorrido en Danmachi, siempre le suceden cosas malas a Bell, pero siempre logra superarla gracias a su propio poder o con ayuda de Hestia y sus amigos. Pero en Arrow Of The Orion se ve obligado a enfrentar la idea de que a veces no se puede obtener el final feliz perfecto por más que pelees por él, una dura lección de vida que le dará más matiz a su carácter para continuar la senda del héroe.

El punto más débil de la película sería el hecho de que no enlazarán el crecimiento de Bell en el canon ya que el poder de este debe mantenerse consistente para que la historia se mueva como en las novelas, aunque saliendo de la función se siente poco probable que Bell no se haya nivelado incluso en el clímax de la primera temporada ya que ni sus hazañas en Arrow Of The Orion han conseguido la atención de los dioses y nos deja con el amargo sabor de boca de que el acontecimiento para cruzar la barrera del nivel 3 será decepcionante en comparación a los hechos de la película.

En el aspecto visual, la animación se ve justo como el anime de TV, y es sumamente hermosa y atractiva al crear las escenas románticas, las batallas, el uso de magia y explosiones mientras nuestros héroes luchan con los monstruos.

Lo que de verdad es destacable es el rediseño de los vestuarios en especial Hestia, la cual le da un toque de divinidad haciéndonos ver más la parte diosa con todo y su clásica cinta azul.

En lo auditivo la música es la misma banda sonora que el anime, por lo que es un gran punto perdido, pero por otra parte los efectos especiales desde el uso de habilidades hechizos y explosiones es genial, hace que te sientas parte de las peleas haciendo cimbrar la sala de lo perfecto que es.

Recuerden que Danmachi: Arrow Of The Orión se exhibirá en Cinépolis gracia a Madness Entertainment los días: 17, 18, 19, 24, 25 y 26 de mayo.