Ron Burgundy es un comentarista de noticias que en su primera aventura, relatada en El Reportero: La Leyenda de Ron Burgundy, intenta tener el noticiero más popular de su ciudad. La película, protagonizada por Will Ferrell, Steve Carrell, Paul Rudd y Christina Applegate tuvo el éxito suficiente para ser considerada una de las comedias más memorables de la década pasada. Tras los eventos de la primera cinta y después de un evento bastante cruel del destino, Ron no tiene trabajo y no tiene ni perro, bueno, si tiene un perro que le ladre y una nueva oportunidad de trabajo en una cadena televisiva que transmite noticias las 24 horas del día. Esto le da la posibilidad de intentar volver a ser el reportero con más rating, no de San Diego, sino del país, pero, ¿a qué costo? Al Diablo con las Noticias es una comedia que prácticamente trae de vuelta la gran cantidad de gags y chistes que vimos en la primera cinta, pero llevados a un ambiente y época donde en momentos Burgundy y compañía se ven completamente fuera de lugar, pero que nos lleva a tener un buen rato de diversión y chistes que, al estilo de Ferrell y su personaje, chistes un tanto pasados de color que, posiblemente serán difíciles de entender para un niño, pero para un adulto serán bastante buenos, contando que Burgundy tiene todos los gags que lo harían graciosamente odioso en nuestra época…

anchorman2
El equipo de Ron regresa con más risas y diversión…

La cinta dirigida por Adam McKay no solo se esfuerza por hacer que los personajes que regresan de la cinta original se vean al día, sino que también busca explotar más chistes, sobre todo de Steve Carrell, un experto en los personajes ñoños como Brick, cada vez que tiene la oportunidad causa bastante gracia y poseyendo su propia sub-trama, que pese a que no se aborda mucho en la historia, cada vez que se toca es esperar un momento muy gracioso. El resto de los personajes hacen buen complemento a la historia, pero en sí la cinta tiene momentos en donde de pronto se pierde y cae en momentos absurdos, parodias fáciles que nos hará recordar películas cursis o noticias sensacionalistas de la época. El soundtrack, fuertemente cargado en el soft rock y la música disco puede sonar viejita para varios o interesante para otros. Algunos personajes caen en el gag facilón y son muy predecibles, pero la presencia de Burgundy cuya trama cae en ratos en lo increíble hace que se nos olviden esos detalles. Es una buena comedia que realmente trae los elementos que hicieron tan buena a la primera cinta, algunas cosas “se saldrán de las manos rápidamente” y eso seguramente les agradará, además esperen muchos cameos en ésta cinta que no haremos referencia para que ustedes mismos las identifiquen. Si les agrada Will Ferrell y su personaje de Ron Burgundy entonces tienen que ver ésta película. Calificación: 8