Virtual Boy y Power Glove fueron de los primeros intentos en llevar al usuario al siguiente nivel, donde los jugadores interactúan con los escenarios, personajes y emprenden viajes por mundos diferentes todo de una manera más directa, pero gracias a las limitantes tecnológicas el reto de una buena realidad virtual aún no ha sido logrado. Con el paso del tiempo llegó PlayStation Move, Kinect, Oculus Rift y otros tantos dispositivos donde finalmente la realidad virtual puede ser alcanzada, pero ahora surgen nuevas incógnitas: ¿Estamos preparados para la realidad virtual? ¿Será esta realidad el próximo paso en los videojuegos? ¿En realidad es necesaria? Es por esto que nos hemos reunido una vez más para exponer nuestros puntos y saber si la realidad virtual es la evolución de los videojuegos.

A Favor

Dr. Gamer

Desde el salto de los videojuegos del 2D al 3D, en la industria del pixel no se ha visto una evolución tan marcada. Ni siquiera cuando fue anunciado el Wii con el novedoso Wii-Mote o Kinect con su sensor de movimiento hicieron sentir a los videojugadores una “evolución” en sus consolas, pues desde el Nintendo 64 sólo se han ofrecido mejoras gráficas, mejor audio y, claro, mejor juego on-line.

Con el anuncio de Oculus Rift, las gafas de RV, parece que por fin se dará ese paso “evolutivo” que se espera en las consolas desde hace ya algunos años, pero que por las limitaciones tecnológicas era simplemente imposible. Quienes han tenido la oportunidad de probar este dispositivo, aseguran que esto es lo más cercano a estar “dentro de un videojuego”, ese es el futuro de la industria, el poder darle al video jugador la sensación de no sólo ser parte del juego y controlarlo, sino estar “dentro de él”.

El 3D no fue suficiente ni tampoco el Full-HD, será la RV la que marque la pauta no solo en la industria del videojuego, sino también en la industria del entretenimiento en general. Qué bueno que sean los videojuegos los primeros en explotar esta tecnología.

Omar

Ya tenemos juegos en los que podemos tomar decisiones y estas repercuten en la historia hasta cierto punto y todo en tiempo real, en otros títulos nuestros smartphones se convierten en otro ítem más que nos ayuda a adentrarnos en la realidad del juego; es obvio que el siguiente paso es la realidad virtual en su totalidad, pero para llegar a ese nivel de RV se necesita más que un visor y un control con una esfera en la parte superior para alcanzarla. Oculus Rift en un principio era una buena opción de visor y tenía un futuro brillante como periférico para la realidad virtual pero con la adquisición de OculusVR por parte de Facebook, su uso como dispositivo para videojuegos cambia para tener como funcionalidades primordiales a otros estilos de entretenimiento como películas o incluso a medios de aprendizaje.

Por su parte, este Project Morpheus de Sony puede ser un buen escalón, junto con PlayStation Move, para llegar a la tan deseada Realidad Virtual. También contamos con Kinect y hasta un arma que podemos utilizar para los FPS los cuales son pequeños pasos para llegar a la RV y al final poder adentrarnos por completo en ese mundo de videojuegos que durante la infancia era uno de los sueños más deseados. Mis dudas en este tema son: ¿Crearán soluciones a problemas inexistentes? y ¿Estamos preparados para la realidad virtual?

En Contra

Kid

Pongo mi comentario en la sección de los “Contra”, porque no creo que los visores de realidad virtual sean el siguiente paso en el mundo de los videojuegos, al menos no hoy en día. ¿Qué es lo que pasa con mi escepticismo? Yo veo a la VR como el nuevo 3D, un gimmick que funcionó para algunos juegos, para algunas películas, pero nada más allá. Los visores de realidad virtual servirán solo para algunos juegos, no para todos o, ¿acaso se imaginan cómo sería un juego como Street Fighter con esos visores? No tiene caso porque son juegos en 2D, de los cuales aún hay muchos en el mercado. La proliferación de FPS y simuladores está cegando a aquellas personas que piensan que esto es el futuro.

Sí creo que es una experiencia que te cambia la perspectiva, también creo que puede ser usada para algunos videojuegos, a final de cuentas la industria está tratando de ofrecer experiencias que permitan la inmersión con los videojuegos, la vimos en el Wii, en Kinect, incluso desde tecnologías más básicas como los giroscopios, pero personalmente creo que solo será eso: una opción, la siguiente Wii Balance Board en la casa de los gamers más interesados.

Nota: El concepto manejado en Sword Art Online o en Ready Player One se me hace lo más apegado al concepto de Realidad Virtual. Unos visores que te permiten ver en 3D sólo se enfocan en uno de tus sentidos.

Darkmonstr

En 1995 Nintendo lanzó al mundo la primera consola que aprovecharía la realidad virtual como tal. ¿Los resultados? Un rotundo fracaso. Si bien es cierto, como mencionan mis compañeros, que las tecnologías han avanzado mucho y esto nos permite tener un mejor enfoque y mejores resultados a la hora de hablar de realidad virtual, pienso que la tecnología aún no está en su punto de ebullición para ser explotada como debiera.

Hace unos días, Sony mencionó que quería un precio accesible para el Project Morpheus, pero, ¿cuál es ese precio accesible? Nintendo lanzó el Virtual Boy en 180 dólares, (obviamente los tiempos han cambiado y los precios han aumentado/disminuido), pero, ¿usted pagaría 180-250 dólares por un Project Morpheus? Le estaría costando casi lo que le vale un Wii U o la mitad de un PS4, yo no lo haría.

Sueño el día en que podamos jugar/disfrutar/ver un videojuego, película, evento deportivo o espectáculo donde no necesitemos de unas gafas para “sentirnos parte del contenido”, si no, que el contenido sea parte de nosotros, tal vez sueño mucho, pero cuando llegue el día en que la realidad virtual sea una realidad holográfica a un precio accesible para un usuario común, entonces ese día sabré que el futuro nos ha alcanzado plenamente.

Sebastián

¿Qué es lo que hace accesible a un videojuego? Que lo que haces en ellos no tiene una gran interacción con tu realidad, puedes correr sin cansarte, voltear la cabeza como si no tuvieras cuello, etc. El problema de la realidad virtual es que no se presta para las experiencias activas a las que estamos acostumbrados, por eso mi voto “En Contra” es algo engañoso, porque pienso que puede funcionar para unas cosas y para otras no.

Turismo virtual. Esas dos palabras serán la principal aplicación de la realidad virtual. Un tour guiado por París, Praga, Roma o Venecia; una visita al Museo del Louvre o al del Prado; un boleto en primera fila para ver una recreación de un partido de los Lakers; esas experiencias pasivas serán el futuro de la realidad virtual, no Call of Duty.

Si tuviera que apostar, diría que si Sony se arriesga y lanza Project Morpheus con un enfoque hacia videojuegos, quedará como una buena idea en papel que no fue tan versátil en la práctica, por el contrario, si le da un enfoque hacia experiencias pasivas, la realidad virtual se volverá el futuro de la interacción social digital, del entretenimiento pasivo y del turismo virtual.

Nuestras opiniones fueron puestas sobre la mesa, pero al final tu opinión es la última, no olvides colocarla en los comentarios.