C-Izquierda  C-Arriba  C-Derecha

C-Izquierda  C-Arriba  C-Derecha

Si – Do – La

Si – Do – La

 

¿La escuchaste en tu cabeza? Ahora imagina eso, tocado por más de 15 tipos de instrumentos, en un auditorio acústico y con imágenes proyectadas acorde a la música, ¿puedes imaginarlo? Eso pasó la noche del 03 de Septiembre en el Auditorio Nacional de México, The Legend of Zelda Symphony of the Goddesses.

Poca música en la industria de los videojuegos significa tanto como la de Zelda, es por eso que cuando la saga cumplió 25 años decidieron que el mejor homenaje posible era contar su historia a través de las notas. Así nació este concierto que hasta el día de ayer se nos había negado a los mexicanos, una oportunidad única para muchos.

El auditorio nacional fue la cede para La Sinfonía de las Diosas, la Orquesta Sinfónica Nacional fue la ejecutora y nosotros fuimos testigos de las Leyendas revividas en nuestras mentes.

Todo comenzó con una Obertura que simplificaba todos los juegos de Zelda, el nacimiento de un héroe, su crecimiento, la batalla final y el retorno de la paz. Fue imposible no mirar a la pantalla con las imágenes y pensar “Yo he sido ese héroe”.

La segunda pieza fue un paseo por la música de los calabozos, pero solo de los juegos en 2D, en donde me crispó los cabellos escuchar la música de los calabozos de Zelda 2, mi favorita.

La siguiente canción fue una mezcla del tema de Kakariko Village en diferentes versiones del juego, la villa donde te detienes un momento a descansar y que se resiste a caer en manos de la oscuridad.

Después de este emocionante inicio pasaron al escenario Jeron Moore (Productor) y Chad Seiter (Compositor de los arreglos) a explicar de que se trataba el concierto, cómo íbamos a disfrutarlo y lo emocionados que estaban de estar en México. Compartieron sus experiencias personales con los juegos de Zelda, agradecieron al patrocinador del evento, GamersRetail, y nos dieron paso a los primeros dos movimientos.

El primer movimiento fue en grande, se trataba de una composición de las melodías de Ocarina of Time, juego con el que yo me enamoré de la saga y que significó algo muy grande en mi infancia. Estaba tarareando en mi mente las canciones que me hicieron recorrer por primera vez el Kokiri Forest y el Hyrule Field. No les voy a mentir, esperaba mucho Gerudo Valley, pero no salió.

Segundo movimiento, destinado a Wind Waker. El inicio en Outset Island, el rapto de tu hermana y la despedida de tu abuela, una música que te conmueve (lo hizo conmigo). Mar abierto, la búsqueda, Ganon, la aventura va creciendo. El Hyrule inundado, la identidad de Tetra, Daphnes Nohansen Hyrule, los misterios se relevan. La gran batalla final, el amor mutuo, el mal derrotado, los seres queridos reunidos. Esa fue la narración que tuvo la música de Wind Waker.

Hubo un intermedio, Jeron y Chad volvieron al escenario para presentarnos los siguientes y últimos dos movimientos de la sinfonía: Twilight Princess y A Link To The Past.

Después de haber terminado por primera vez el juego Twilight Princess comprendí que no se trataba de una historia sobre la princesa Zelda, era más bien la historia de Midna, el personaje de soporte menos molesto de todos. La música de Twilight Princess es una remezcla de las de Ocarina, pero con un encanto propio, más serio y unas melodías originales (como las del reino de Twilight) que te hacen sentir esa repulsión que tenía Midna por Zant.

El último movimiento fue dedicado a uno de los Zeldas más emblemáticos de toda la saga, A Link To The Past. Comienza la narración de la historia desde que el tío de Link sale de su casa y tu debes de perseguirlo, el castillo, la iglesia, el emblemático tema de batalla, la batalla ganada contra Aghanim y de nuevo la oscuridad. Llegar al Dark World era sentirse perdido, recorrerlo y saber que el mundo guardaba eso dentro de las hermosas veredas del mundo de la luz. Culmina el movimiento con la batalla contra Ganon y la explicación de cómo fue que el Dark World era un deseo concedido por la Trifuerza.

Habían terminado los 4 movimientos, el público comenzó a aplaudir, prolongamos el aplauso hasta que Jeron y Chad volvieron al escenario, esta vez acompañados por Jason Michael Paul (el otro productor del evento), estábamos de pie y cesamos los aplausos para dejarlos hablar y que nos sorprendieran con la noticia de que habrá una fecha más para la ciudad de México, el 9 de Diciembre, esta fecha es además de la de Monterrey el 2 de Diciembre. Todo esto fue por el buen recibimiento del concierto por parte de los mexicanos. Ya que estaban por despedirse, nos hicieron la pregunta que ocupa el primer lugar en la enciclopedia de lo obvio: “¿Quieren más música de Zelda?” El auditorio gritó un estruendoso “Sí” y dieron paso a las últimas tres canciones del concierto.

The Ballad of the Wind Fish, una de mis favoritas y la cual me sacó un tremendo sentimiento de nostalgia, la ilusión de la isla Koholint representa muchas de las ilusiones que yo tenía mientras jugaba Link’s Awakening y que conforme pasó el tiempo resultaron ser solo eso, ilusiones.

Con un intro inconfundible comenzó Gerudo Valley, esta canción es aquella que te eriza la piel cuando la escuchas, te dan ganas de correr, de saber que puedes hacer lo que quieras, te da ánimos de continuar y te calma con su juego de cuerdas. Me hubiera gustado escucharlo ejecutado con una guitarra acústica, pero es un detalle que seguramente solo a mi se me ocurrió.

El último juego, y con el que se despidió este gran concierto fue, Majora’s Mask. Una ejecución delicada de uno de los juegos más delicados y melancólicos de la historia. El público ovacionó esta elección y la historia en las pantallas fue muy bien ejecutada. Esa luna da pesadillas.

Este fue el concierto de The Legend of Zelda Symphony of the Goddesses, una de las noches que no olvidaré en mi vida. Disculpen ustedes el absurdo intento de transmitirles mi sentimiento al escuchar todo esto en vivo, pero por más que lean y busquen videos en YouTube, no hay manera de hacerle justicia a la emoción de haber estado ahí.

¿Que si pagaría de nuevo por un nuevo concierto? Pueden apostarlo.

Atte.

Un fan


Ballad of the Wind Fish

Great Fairy Fountain

¡Bonus! Algunas fotos de cosplay.

IMG_0632 IMG_0633 IMG_0634 IMG_0635 IMG_0639 IMG_0647