Playstation Reseñas Videojuegos

[Reseña] Agents of Mayhem

La receta perfecta para Agents of Mayhem: Dos porciones de recuerdos ochenteros, una taza de sarcasmo, cinco gotas de color morado y una cucharada de violencia; cocinar por alrededor de 25 horas de juego y listo, tendremos un juego hilarante, divertido, sí, admitámoslo, un título para gamers con un sentido del humor un tanto ácido, pero que regresa a una esencia casi perdida de los videojuegos, la de solo divertirse jugando.

Volition conoce la formula, lo ha hecho a la perfección con Saint’s Row y realmente podríamos afirmar como ellos tanto lo han mencionado que Agents of Mayhem es su sucesor espiritual, aunque un poco bajo de esteroides.

Una historia que ya conocemos, pero contada de una forma muy rara

Como lo vemos en el sub título, realmente nos vemos situados en una historia que podría parecernos familiar, ya que esta ocasión, Volition ha decidido aprovechar a su muy peculiar estilo el apogeo de los superhéroes en el mundo del entretenimiento, esto para crear a su propia Liga de héroes repleta de integrantes tan peculiares como irreverentes llamada M.A.Y.H.E.M que son los encargados de darnos a quien amar dentro de la aventura. Su misión, por supuesto, no es otra que la de salvar al mundo de una malévola organización llamada L.E.G.I.O.N, liderada por el Doctor Babylon.  Esto, aunque  parezca algo sumamente común, tiene sus puntos a favor, ya que la historia conforme avanza tiene los suficientes momentos hilarantes y memorables para sacarnos esa sonrisa que cada vez pareciera guardarse más.

Cabe recalcar que nos encontramos con un título que en su esencia no se respeta ni a su género y mucho menos le da un tono serio, al contrario, se convierte en una historia explosiva, satírica y que te evocara a tu niñez con esas caricaturas de hombre musculosos y mujeres extravagantes de finales de los ochenta.

 

¿A quién elegirás para salvar al mundo?

Este es un tema sumamente complicado, la mecánica es clara, elige a tres de tus héroes favoritos para poder detener a LEGION, y aunque podría ser una decisión sencilla a simple vista, los personajes son tan carismáticos que poco a poco se hace más difícil la decisión.

 Y no es para menos; los protagonistas fueron creados con una gran dedicación y corazón, tanto así que seguramente te sentirás atraído hacia varios de ellos. Desde una ninja llamada Sherezade que transmite todo el feeling de Snake Eyes, a Oni, un yakuza digno de película asiática noventera, sin dejar atrás la peculiaridad de una científica de la India llamada Rama con aires de arquera élfica y la más ecléctica combinación de skater, suicide girl, pin-up model y badass Daisy, todos tienen algún atractivo y son completamente distintos entre sí, sin embargo hasta cierto punto se complementan, es algo que lo vuelve de mucho corazón. Desde donde lo mires, el repertorio es fascinante y usar a cada uno sólo incrementa aún más la sensación de apego, pues son presentados con ayuda de secuencias cinemáticas y una misión que profundiza en cómo se involucraron con M.A.Y.H.E.M.

Antes mencioné que de cierta manera vemos como estos personajes se complementan, esto cobra completamente sentido en el momento en que entramos a la jugabilidad, ya que deberemos armar un equipo de tres héroes para salvar esta versión post moderna de Seúl.

El objetivo de manejar un equipo y no solo controlar a un personaje e ir a los disparos sin control es que existen diferencias profundas tanto en el desempeño en combate como en movilidad de cada uno, esto para que debas de formar el equipo que más se adecue a tu forma de juego. Mientras que Hardtack, por ejemplo, cumple el rol de tanque, Fortune se especializa en dar soporte al resto del equipo con armamento, sólo por dar ejemplos. Por esta razón el juego te guía a que le des una repasada a todos los héroes, ya que de esta forma tú podrás decidir de qué forma quieres jugar.

Cabe destacar, que esta jugabilidad de poder llevar un equipo no podría ser tan divertida sin la forma en que se implementa, me refiero a que no deberás esperar absolutamente nada para poder usar a alguno de tus héroes, ya que podrás intercambiar en el momento que te sea más conveniente entre ellos, estés saltando, peleando o demás, podrás hacerlo. No solo es cambiar de personajes para armar una estrategia de ataque, sino también una de defensa, ya que al “guardar” a alguno de tus héroes ellos podrás recargar salud y regenerar su defensa, en verdad, aunque no lo parezca debes de armar una buena a estrategia con este especie de combo y armar un equipo complementario y uniforme.

No todo es miel sobre hojuelas en Seúl

Si bien en lo personal me la pase increíble jugando Agents of Mayhem, debo confesar que después de mis 20 horas de juego noté que comenzaba a fastidiarme un poco, ya que sin darme cuenta comencé a repetir misiones o ver que éstas no me brindaban nada para la estructura del juego. Me refiero a que este título es un juego de mundo abierto que desea incansablemente que recorras toda la ciudad a como dé lugar, y es aquí donde encontramos su mayor problema, ya que con el afán de lograr esto nos encontramos rodeados de misión que nos llevan de un lado a otro del mapa sin una razón aparente. Solo es de ir de un punto a otro hablando con personajes que no nos ofrecen nada.

Esto no acaba aquí, a la mitad del tiempo que me demoro terminar la campaña, o sea alrededor de las 10 horas de juego, noté que las peleas con enemigos son casi siempre las mismas, en los mismos escenarios y usando las mismas estrategias puedes vencerlos, debo aclarar que algunos jefes de nivel se convierten en un reto divertido que te saca de la monotonía, pero es una espera muy larga y muchas misiones sin sentido antes de llegar a ellos y esto realmente puede llegar a desmotivar.

 

El morado es mi color

 

Algo con lo que ya nos tiene atrapados Volition es con su forma visual de mostrarnos sus escenarios y personajes.

Agents of Mayhem se sitúa en un punto medio entre una película B15 de acción y una serie animada hilarante, nos muestra una ciudad y unos personajes caricaturizados pero que en ningún momento les resta importancia, el enfoque no está en crear el ambiente más realista, más bien la intención es mostrar un mundo brillante, vivo y divertido, realmente lo que más me encanto fueron las cinemáticas y el uso excesivo del color morado, este logra darle un tinte de realeza muy extraño.

Agents of Mayhem podría resumirse como un verdadero juego de acción/aventura, es divertido, rápido, explosivo, no le importa ser serio ni solemne, va directo al corazón de los Millenials y está dentro de una tendencia de juegos nuevos con temáticas retro, algo que lo hace ser una pieza digna de ser jugada. Este título si bien carece de las actividades más exquisitas de los jugados de “socialite”, no deja de ser una opción para pasar divertidos momentos con armar, explosiones, chistes y un excesivo y encantador uso del color morado.

 

Lo bueno

  • Diseño de personajes increíble
  • Batallas con los jefes diferentes y entretenidas
  • Divertido y entretenido

Lo malo

  • Repetitivo y con misiones solo de relleno
  • Muy baja dificultad

Veredicto

Agents of Mayhem es una oda de amor a los años ochenta hecho juego, una vez que lo comencé no puede detenerme hasta terminarlo, es divertido, entretenido y los personajes están hechos con el corazón, tiene sus detalles como poca profundidad en la historia y algunas secuencias contra enemigos repetitivas, pero realmente debo recomendarlo para aquellos que guarden en su corazón la nostalgia de las armas, la violencia, las caricaturas y los héroes.

7.3
Jugabilidad :
8
Historia :
7
Gráficos :
7.5
Audio:
6.5

Para esta reseña se utilizó una copia digital para PlayStation 4. El titulo se encuentra disponible para Xbox One y PC.

Chris O
Sígueme!

Chris O

Editor / Conductor at Reset MX
Consultor en Microsoft Dynamics, Artista del CRM, Analista gamer, Taekwondoin GEEK, tecnólogo fifero, Space Pirate y una cosa más...
Chris O
Sígueme!

Gracias por compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien