Absolver es un título que salió en el pasado, hace cerca de dos años en otras plataformas esta vez revisitaremos el mundo de XBOX ONE con la esperanza de que la recepción sea más favorecedora que la ya presentada.

Absolver se podría definir que es un título de combate cuerpo a cuerpo con toques de juego de rol, enfocado en un ambiente multijugador, estas características sonarán familiares a las que se han explotado en los últimos años. En esta aventura, seremos un prospecto a ser un absolver, con una máscara iremos descubriendo y enfrentando el mal con el poder de las artes marciales.

Los estándares que pediríamos en este tipo de juegos son muy altos, con el tiempo hemos aprendido a ser un poco más exigentes y en estos pequeños rubros Absolver no cumple del todo bien.

Empezando con los mundos abiertos, estos serán muy escuetos, pasando a ser en su mayoría realmente caminos lineales, si habrá varias rutas que tomar en las distintas misiones, pero en general no se siente como un open world, por lo que la “libertad” de exploración es limitada.

La personalización, en un inicio será muy escueta, serán muy pocos los rubros a cambiar, esto irá mejorando conforme obtengas ciertos cristales con los que puedas comprar ropa o armaduras que mejorarán algunos stats y la apariencia de tu personaje, estos atuendos y mejoras se irán desbloqueando conforme vayas creciendo de niveles y adquiriendo experiencia. Cada nivel supone una oportunidad para que tu personaje pueda meditar y que alguna de las stats se vea incrementada y así contar con un mejor peleador. Con los mismos cristales antes mencionados, podrás adquirir nuevas habilidades de combates así como nuevos combos para pelea.

El sistema de combate es uno de los puntos medulares de Absolver, ya que en un inicio se te indicará que elijas una de las tres posibles formas de pelea, ya que hayas elegido el esquema en base a tus habilidades, se te enseñará cómo pelear, una forma un poco complicada para los primerizos, con un botón bloquearas, con otros dos botones serán ataques fuertes y débiles, uno más para esquivar y con uno de los sticks y pulsando el gatillo, podrás elegir una de las cuatro direcciones, que será el tipo de ataque que podrás realizar de los que hayas configurado previamente, todo esto combinado puede ser un poco enredoso o complejo, en lo que recuerdo que poses tengo, el tipo de daño y en qué momento debería ocuparlo. Asimismo aquí no será muy redituable apretar botones “a lo loco” ya que cada movimiento te costará stamina y tu personaje se fatigará así que debes encontrar un equilibrio entre cuando y como atacar y en qué momentos es más conveniente defenderte o esquivar un ataque, las peleas se sientes como un tipo “piedra papel o tijeras2 en un ambiente por turnos.

Las misiones serán derrotar a ciertos enemigos a través de los terrenos de Adal, al terminar estas misiones podrás explorar libremente el lugar y tener encuentros random con la AI, por lo que se denota que el modo campaña solo sirve como un tutorial y para pasar el rato en lo que pasamos al apartado multiplayer.

Durante el modo solitario se podrá incorporar personas a la partida, los cuales podrán o no ayudarte en tu odisea, por lo que a veces será un poco frustante que no avances si se te ponen enfrente. Podrás formar alianzas mediante el HUD o el uso de los emotes para que entiendan que quieres ser amigo, aquí se agradece el no estar ingresando en complejos menús, sino podrás hacerlo de una forma más directa.

El modo multijugador se divide en varias tareas, una de ellas es que formes parte de una Escuela, una escuela te ayudará a que aprendas nuevas habilidades al realizar algunas de las tareas encomendadas, estas tareas se restablecen entre temporada y temporada, y muchas de ellas se enfocan al modo multiplayer, en esta escuela empezarás como un aprendiz y ascenderás a discípulo o si avanzas muchos niveles tu podrás fundar tu propia escuela. Los combates multiplayer serán 1v1 o 3v3 en un modo como territorios, aquí puedes tardar en encontrar una partida ya que el juego no está muy poblado, lo cual si puede llegar a afectar la experiencia.

Uno de los detalles negativos es la AI y el mal uso de los escenarios, en más de una ocasión me enfrentaba a la AI y se tele transportaba mágicamente cuando estaba cerca de un muro, en algunos pasillos se rompe la estrategia de esquivar ya que el propio escenario no da para más, por lo que solo atacarás. Los enemigos cuando te atacan en grupo, no lo hacen, dos te estarán viendo mientras tú golpeas al atacante.

Otro punto negativo es el “alma de los escenarios2 si bien gráficamente no están mal, se siente como un pueblo desolado, no hay suficientes NPCS y solo encontrarás enemigos a quien derrotar, pero no se siente como si quisieras defender a algo o alguien, siempre está presente el sentimiento de soledad.

Otro detalle es que no hay factores al azar, los enemigos siempre aparecerán en los mismos puntos, quitándole ámbitos reales a la aventura. En el apartado técnico tuve varios frame drops al momento de correr, al punto que no se generaban unos escenarios, así como uno que otro problema con la cámara.

En el aspecto sonoro pasa sin pena ni gloria, apenas perceptible donde falla es en los efectos de sonido, las peleas 1v1 se sienten anticlimáticas, donde pudieron haber destacado para sentirlas como algo épico.

El modo de un solo jugador lo podrás terminar en apenas 4 horas, para tener mucho tiempo para adentrarte al modo multijugador.

[marstheme_review post_id=”154769″]