De acuerdo con un informe de MWCapital 2019, Barcelona se posiciona entre los principales hubs tecnológicos en Europa, con lo cual sitúa a la ciudad española como un ecosistema descentralizado, ya que cuenta con áreas importantes de innovación.

Es por ello que Wizeline, compañía nacida en Silicon Valley, ha reforzado su misión de incentivar el talento sin fronteras y servir mejor a sus clientes en Europa.

Este reporte señala que Barcelona es una de las ciudades más importantes dentro de este ecosistema, respaldado por un número de Startups en la ciudad.

La intención del Ceo de Wizeline, Bismarck Lepe, siempre se ha mantenido en una visión de desarrollo de software para unir naciones y mejorar la calidad de vida de las próximas generaciones.

Esta elección de Wizeline para iniciar operaciones en Europa se basa en la multiculturalidad de su talento y las oportunidades de negocio que Barcelona representa, cuestiones de crecimiento profesional, pues ocupa el segundo lugar de una lista de 30 mejores ciudades europeas en 2018.

El reporte también señala que se ha registrado un crecimiento de más del 90% de inversiones en el país europeo, con lo que se refleja 10 millones de euros recaudados en 29 startups en España.

Por lo que finalmente, Wizeline busca crear centros tecnológicos alternos y contar con un talento global.