Carrusel Cine Reseñas

[Reseña] Los Pitufos en la Aldea Perdida

Sin duda, uno de los elementos más importante en el canon de Los Pitufos, esa franquicia que ha sido muy popular en Europa en las últimas décadas y en este lado del mundo en la década de los ochenta, fue el hecho de que Pitufina, la única Pitufo femenina del grupo, es además la única creada por Gárgamel para intentar vencer a los suspiritos azules.

Y cuando vemos Los Pitufos en la Aldea Perdida, la tercera cinta que hace Sony Animation sobre los personajes, nos damos cuenta que no solo tendremos esta parte tan importante de la franquicia en cuenta sino que veremos que Sony decidió que nos olvidemos para siempre de las dos cintas anteriores, donde vimos como intentaron interactuar con el mundo real y ahora nos enfoquemos completamente al universo creado por Peyo, justo donde debieron haberse quedado en un principio.

Bajo la dirección de Kelly Asbury, la cinta cuenta con las voces en inglés de Demi Lovato, Rainn Wilson, Joe Mangianello, Michelle Rodriguez, Megan Trainor y hasta Julia Roberts. Para la versión en español, la cinta cuenta con las voces de Paty Cantú, Kalimba Marichal, Ariel Miramontes (Albertano), Salvador Zerboni, Cony Madera y Apio Quijano.

Se pueden tomar pitufiselfies con un escarabajo en el universo de los Pitufos, en serio.

En esta ocasión vemos como Pitufina, quien ha tratado de encajar en la Aldea Pitufo, descubre como un misterioso ser deja olvidado su gorro frigio (similar al de Los Pitufos) y cruza al Bosque Prohibido. Su curiosidad hace que sea atrapada junto con Fortachón, Filósofo y Tontín por Gárgamel y pronto los Pitufos y Gárgamel estarán en una carrera por encontrar una aldea donde se supone hay una gran población de Pitufos. Sólo que el Bosque Prohibido estará lleno de obstáculos y sorpresas que pondrán a prueba el nervio de ambos bandos.

Uno de los mayores aciertos que vemos en esta cinta es el regresar otra vez a lo básico sin tener que contarlo todo de nuevo, a que nos olvidemos de personajes nuevos y que veamos que todo lo ocurrido en las dos cintas anteriores es como de otro universo cinemático, y pronto se agradece. Adiós a los diseños tan extraños que vimos en esas cintas, vemos por fin Pitufos como los diseñó Peyo y como los vimos en las caricaturas de Hanna Barbera, incluso Pitufo Valiente, el que vestía con ropa irlandesa, es sustituido correctamente por Pitufo Fortachón.

Aún así se nota que la cinta fue un trabajo muy complicado para los productores, de hecho se nota que Sony no tuvo el empeño de hacer que esta cinta tuviera una mejor distribución, probablemente arrastrando aún la cobija del sonoro fracaso que fue la segunda película. Eso causó que la cinta animada se tardara casi dos años desde la fecha inicial del estreno y tristemente se siente, en la promoción hecha en México y Estados Unidos, que la cinta ya nomás se entregó por compromiso.

El Bosque Encantado tiene grandes peligros

De la cinta en sí, tenemos una historia que no es tan interesante, pero recuerden, es una cinta para niños pequeños, que de pronto trae escondidos algunos detalles que los fans de la caricatura original vamos a disfrutar, no solo que regresaran al diseño original, sino de dar una resolución a ese eterno problema existencial de Pitufina: ¿es la única Pitufo mujer del clan? y ¿cómo encaja su vida con la del resto de los Pitufos?

La primera pregunta se responde pronto (bueno, ya no es spoiler desde que se reveló en el tráiler) con los nuevos Pitufos, más bien Pitufas, pues son chicas Pitufo que viven de manera semisalvaje en los árboles y que son bastante luchonas, incluso tienen su propio “Papá” (o más bien Mamá) Pitufo con Pitufisauce (que ha de ser padre, madre y líder a la vez), pero, pese a esa sensación de que son como Pitufos Amazonas, no dejan de ser femeninas y divertidas a los ojos del público, incluyendo a la hiperactiva Pitufirretoño.

Entre una animación que realmente se disfruta, sobre todo en las escenas del bosque prohibido, donde veremos plantas sumamente extrañas, como flores que “chupan” y disparan a sus víctimas, plantas que nos hacen recordar al Sauce Boxeador de Harry Potter o tiernos conejos fosforescentes, nos damos cuenta que los animadores dieron lo suyo para deleitar con un trabajo multicolor.

No hay Pitufos sin Gárgamel ni Azrael.

El diseño de los personajes nuevos y algunas tomas nuevas a Gárgamel, Azrael o los Pitufos originales hacen guiños al pasado pero no dejan de tomar momentos de originalidad, como un escarabajo que funciona como… ¿teléfono celular? o los animalitos del bosque prohibido.

No obstante, la parte donde todavía Sony no logra conectar con el público latinoamericano es con el doblaje. Y esta vez decidieron poner a una gran cantidad de star talents en su elenco, incluyendo gente que apenas y ha actuado en los papeles principales como una Paty Cantú que hizo una Pitufina muy fresa, pero, a mi gusto, mejora un poco lo hecho por Toni Rodríguez en las otras cintas.

Kalimba -sí, el cantante de pop- toma el papel de Tontín y realmente le faltó mucho para que pudiera siquiera igualar a esa voz tan divertida que tenía en la serie de los ochenta y lo hizo más Pitufo Patético que Tontín. No obstante Salvador Zerboni y Apio Quijano cumplieron como Fortachón y Filósofo respectivamente.

¿Qué clase de Pitufina son estas?

Pero, quien definitivamente si rompió un poco con la cinta fue el actor Ariel Miramontes intepretando a Gárgamel, quien tuvo sus momentos, buenos y malos, no obstante una sola línea en la trama, me hizo perder toda credibilidad en su personaje, Si eres un star talent, debes olvidar a tus otros personajes en tus líneas y mucho más importante, si es un personaje como Albertano.

De ahí podemos notar buenas actuaciones de Cony Madera, Jose Luis Orozco, Jessica Ortiz y hasta una energética Mariana Ortiz que realmente le imprimió su hiperactividad a Pitufirretoño.

La banda sonora, fiel a las dos cintas anteriores, tiene algunas canciones pop pero también hace de pronto guiños a las bandas sonoras clásicas de la serie. Sí, hasta en un punto podemos escuchar el “La La La La La….” clásico de la serie de Hanna Barbera. No muy trascendente pero, la nostalgia si pega un poco.

No se que haya sido lo que a Los Pitufos les dolió más para que no pudieran llegar a posiciones altas en la taquilla, sin la historia tan simple, sus antecedentes tan malos, la promoción tan mala o el doblaje que quedó a deber, pero en mi opinión, la cinta si queda un poco infravalorada y realmente mereció un poco más de atención del público cinéfilo, especialmente de aquellos que realmente querían ver a Los Pitufos que vimos en los ochenta en una aventura que se siente realmente en su universo y que estén dispuestos a compartir con sus hijos la magia de los suspiritos azules que nos divertían en televisión.

La nostalgia y la animación salvan a una historia simple y con un doblaje regular

Está claro que el antecedente de dos cintas malas, hacen que la tercera cinta de Los Pitufos sea ignorable, pero la trama ambientada en el universo original de la serie animada y la animación se sobrepongan a una historia tan simple y con un doblaje repleto de star talents que quedaron un poco a deber.

6.8
Guión:
6
Dirección:
7
Doblaje:
6
Animación:
8
Banda Sonora:
7

Gracias por compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien