Carrusel Cine Reseñas

[Reseña] Mi Villano Favorito 3

En el año 2010, vimos un duelo impresionante de villanos animados en el cine donde Mi Villano Favorito y Megamente se pelearon por la atención de las audiencias y si bien, el villano que hace un superhéroe se torna interesante, terminó ganando el supervillano malvado con sus Minions amarillos, lo cual permitió que Illumination Entertainment se diera a conocer al mundo y se generara una franquicia que ya lleva cuatro películas.

La cuarta entrega, Mi Villano Favorito 3, es dirigida nuevamente por el dúo de Pierre Coffin y Chris Renaud y en español cuenta con las voces de Andrés Bustamante, Andrea Legarreta, Jay de la Cueva, Edgar Vivar, Pierre Coffin (excepto en algunas adaptaciones que Ricardo Tejedo hace a los Minions) y las hermanas Montserrat e Itzel Mendoza.

 

El nuevo villano tiene un look completamente ochentero, pero agradecemos su banda sonora.

Gru, ahora trabaja para la Liga Anti-Villanos, pero pronto él y su esposa Lucy pierden su trabajo cuando Balthazar Bratt, un actor que, obsesionado con un personaje de la televisión que hizo en la infancia, se volvió un villano, lo derrota humillantemente y se escapa del lugar.  Es entonces cuando se entera de que tiene un hermano gemelo llamado Dru en un país llamado Freedonia, quien quiere ser un villano como Gru lo fue.

El guion parece sencillo de contar, pero muchas sub-tramas aparecen, como los intentos de Lucy por lograr esa imagen materna que a sus hijas adoptivas le faltan, los Minions rebelándose contra Gru y su posterior encarcelamiento tras una divertida travesura o la desesperada búsqueda de Agnes por un unicornio de verdad y entonces tenemos un serio problema de al hilvanar , en la cual los guionistas sufren literalmente por darle un espacio adecuado a cada uno de los personajes de la película y, peor aún, no logran obtener una consistencia en la película.

Y así vemos como pronto sobran algunos personajes, como el caso de Edith, quien apenas y se nota en la historia, una sub-trama de Margo que pudo haberse quitado sin problemas o los torpes intentos de la película por entender las motivaciones de un Balthazar Bratt que sufre las terribles consecuencias de un mal casting y, no, no es por juzgar a Jay de la Cueva, realmente tiene las poses de rockstar que necesita el villano, pero su voz nunca parece llenar correctamente al villano, dando la idea de que, más que un villano chavorruco, tengamos a un niño grandote e inmaduro que termina fastidiando a la audiencia.

 

Llegaste a la cárcel equivocada amigo.

Tampoco ayuda mucho la sub-trama que tiene Lucy con sus hijas, que si bien si tiene sus momentos patea-traseros, definitivamente sigue siendo un serio problema que escuchemos la fresona voz de Andrea Legarreta, a quien tanto adoramos por sus comentarios políticos, afortunadamente quienes vean la cinta en inglés no saldrán afectados por este desastre, y aunque hubiera sido alguien talentosa la que hubiera cubierto el papel de la señora Gru, se siente realmente innecesaria su trama.

También los Minions lucen desconectados de la historia con una sub-trama divertida, pero completamente fuera de contexto como las escenas de Scrat en La Era de Hielo. Peor aún, siendo el mayor atractivo que tiene la cinta, Universal casi usó todos los chistes que vemos de ellos en los tráilers y videos promocionales, dejando poco espacio para el asistente al cine para reír con una ocurrencia nueva.

De ahí nos enfocamos a lo mejor de la película, que se centra en tres personajes: Agnes, Gru y su hermano gemelo, por un lado la subtrama de Agnes es lo suficientemente tierna y graciosa para que no tengamos problema en divertirnos con la búsqueda del unicornio, del otro lado, tenemos la trama principal en la cual logramos ver a un Gru que viene con todos los cambios que ha sufrido desde la primera cinta y que si bien, sigue teniendo algo de villanía que compartir, incluso con Dru, también tiene coranzoncito para ver como una simple mirada de Agnes le puede derretir su firmeza.

 

Andres Bustamante y sus dos personajes terminan haciendo la cinta bastante entretenida.

Y es divertido ver como evoluciona la relación entre el serio Gru y el irreverente Dru y como ese vínculo se va haciendo más fuerte entre ellos, dando también una prueba a Andrés Bustamante de poder crear dos personajes completamente distintos sin fracasar en el intento, donde los acentos y las emociones de cada personaje son perfectamente reflejados en las voces que hace y que nos hace ver por qué sigue siendo uno de los mejores star talents que tiene el doblaje actual. Podemos decir que Bustamante solito termina salvando al doblaje de la película de ser un completo desastre.

El trabajo de animación sigue al nivel que Illumination, ha tenido en sus producciones y no nos podemos quejar de ver algún momento malo en el diseño de personajes, en las escenas de acción o en la espectacular escena musical que dan los Minions en un punto de la película, además la forma tan divertida de meter la nostalgia ochentera entre cubos de rubik, chicles bomba y luces de neón, hacen que veamos un gran esfuerzo de los animadores por atraer al público adulto.

 

Agnes nos da una de las mejores subtramas de la película.

La banda sonora presume cinco canciones nuevas de Pharrell Williams, que busca desesperado otra nominación al Oscar después del trancazo que fue Happy en la segunda película, pero, con ironía podemos decir que la canción más pegajosa de esas cinco aparece hasta los créditos (Yellow Light) y que es más divertida su canción del 2015, Freedom!, que aparece en la escena de la cárcel. De ahí, tenemos varias canciones de los ochentas que funcionan muy bien en la trama como Get into the Groove de Madonna o Bad de Michael Jackson y no se pueden ir los Minions sin cantar Papa Mama Loca Pipa que es una adaptación al lenguaje Minion de la canción del General Mayor de la opereta Los Piratas de Penzance.

En todo caso, Mi Villano Favorito 3 logra entretener al público, especialmente a los niños y a aquellos que hemos seguido el andar de Gru y sus Minions durante siete años, pero, como diría Gru en una escena “hay momentos en que estamos buscando unicornios, pero terminamos encontrando solo una cabra” y si bien algunos niños encontrarán a una cabra magnífica en esta cinta, muchos solo vamos a ver en esta cinta eso, una simple cabra. Si aún así quieren llevar a sus hijos, preparen sus carteras, será inevitable que sus niños quieran comprar mercancía oficial antes o después de la película.

 

Entretiene pero hace notar el desgaste de la franquicia

Ya se veía venir con Minions y la franquicia de Mi Villano Favorito ya luce desgastada en esta cuarta entrega la cual puede ser completamente evitable si no viste las cintas anteriores o no vas con niños al cine (repito, pobre cartera), mientras Andres Bustamante, la animación y el soundtrack son rescatables, el resto de la película no logra hacer mucho por ser memorable.

7.1
Guión:
5.5
Dirección:
6
Doblaje:
7
Banda Sonora:
8.5
Animación:
8.5

Gracias por compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien