Carrusel Nintendo Reseñas Videojuegos

[Reseña] Pokémon: Let’s Go Pikachu! / Eevee!

Dicen que si algo ya funciona no hay razón para cambiarlo, pero Nintendo es una de esas empresas que siempre busca la forma de innovar y cambiar su propio núcleo si es que con esto logran crear algo nuevo, y después de cambiar un poco las mecánicas de The Legend of Zelda para entregarnos Breath of The Wild, es turno de que Pokémon se ponga bajo la lupa para una nueva entrega.

De vuelta en la silla de director, Masuda regresa a Kanto para entregarnos lo que menciona se puede considerar un remake de Pokémon Yellow, teniendo como mascotas a Pikachu e Eevee. Lo importante de este lanzamiento es que marca la llegada del primer Pokémon con mecánicas RPG a la consola de casa de Nintendo, marcando posiblemente el fin de las portátiles de la compañía nipona.

Al ser considerados remakes de la primera entrega de Pokémon: Let’s Go Pikachu! / Eevee! realmente no cuentan con una historia tan elaborada como las entregas posteriores, pero logra rescatar un poco sobre el grupo de villanos más emblemáticos de la franquicia: el Equipo Rocket.

Lo mejor de la historia de este título es la cantidad de referencias presentes y los chistes sobre las entregas pasadas de la serie, incluyendo un pequeño dialogo sobre el Profesor Oak olvidando el nombre de su nieto Blue. A veces las cosas sencillas como estas simplemente funcionan.

En cuanto a los gráficos, debo decir que realmente no sabía lo mucho que necesitaba un Pokémon en una consola fuera de las portátiles. A pesar de que los escenarios son una recreación fiel de lo que vimos en la primera generación de Pokémon, hay una gran mejora visual con respecto a la última entrega de Pokémon que vimos en la N3DS.

Cada uno de los modelos de los Pokémon está hecho para impresionar al jugador con su calidad y representación en tamaño, además de que algunos de los efectos de los ataques han sido mejorados para enaltecer las batallas Pokémon del título, dejan un gran sabor de boca y provocando que nunca más queramos regresar a los títulos en N3DS.

Pero todo destaca en el momento en que puedes jugar con tu compañero Pokémon, ya sea Pikachu o Eevee dependiendo la versión que hayas adquirido del juego, y es que tenerlo de cerca haciendo gestos y respondiendo a tu forma de acariciarlo es simplemente adorable, a pesar de ya haber experimentado con una mecánica similar en las dos entregas pasadas, las gráficas mejoradas simplemente cambian por completo la interacción y le da un mayor significado al lazo entre entrenador y Pokémon.

Y para complementar la ambientación del juego, la música del mismísimo Junichi Masuda regresa en forma remasterizada para acompañar a los entrenadores en los diferentes escenarios del juego con piezas clásicas como el tema de Lavender Town, entre otros. Debido a que el director de este título es el creador de las piezas originales, pareciera que es uno de los puntos en los que más se esmeraron para recrear y atrapar a los jugadores veteranos.

Hasta este punto, la llegada de Pokémon: Let’s Go Pikachu! / Eevee! a la Nintendo Switch fue la mejor decisión, aunque tiene un dejo de nostalgia al saber que la N3DS ya tiene una fecha de caducidad. Pero hay que comenzar a hablar de lo que preocupa a todos los jugadores, los cambios a este nuevo título dejando atrás lo que muchos consideran el alma de los títulos.

Con esta entrega, Junichi Masuda decidió hacer de cierta manera más sencillo el titulo para los nuevos jugadores al deshacerse de las peleas con Pokémon salvajes e implementar el sistema de captura que atrapó a los más de 500 millones de jugadores activos de Pokémon GO. Si bien las peleas con Pokémon salvajes son entrañables, después de un par de horas de juego te acostumbras a la nueva mecánica y realmente no añoras la forma anterior, principalmente porque con esta nueva mecánica también se deshicieron de los combates aleatorios y ahora puedes ver a todos los Pokémon en tu alrededor, dándote la opción de intentar atraparlos o simplemente evitarlos.

Además de esto, eliminar las peleas con Pokémon salvajes les da un mayor peso a las peleas con entrenadores y con esto sientes un mayor desafío al ser un poco más escasas, pero con esto llega el que posiblemente es el principal problema derivado de las nuevas mecánicas y es que hay varios puntos en que la carencia de dinero se hace evidente y un poco molesta. Al ser las capturas la principal fuente de experiencia, debido a la eliminación de peleas, Pokémon: Let’s Go Pikachu! / Eevee! te obliga a adquirir una cantidad exorbitante de pokébolas para poder obtener experiencia atrapando Pokémon.

Otro problema, que realmente es más un desbalanceo, proveniente de esta nueva mecánica es el cambio de ítems para aumentar las estadísticas de tu Pokémon por caramelos que adquieres al atrapar Pokémon y la cantidad exorbitante de poder que puedes darle a tus Pokémon con estos simples caramelos, llegando al punto que los jugadores han experimentado y logrado salir victoriosos en peleas utilizando Pokémon de bajo nivel pero alimentados con una gran cantidad de caramelos.

Finalmente, la última queja del juego es que Nintendo sigue obsesionado con obligar a los jugadores a utilizar controles de movimiento en sus juegos, cosa que como vimos en TLoZ: Skyward Sword no siempre resulta bien, y esta entrega no es la excepción. En caso de que tengas los controles separados de la consola, los controles del título son bastante divertidos al simular los movimientos de aventar una pokébola, pero si eres de los que prefieren utilizar su consola en modo portátil te encontrarás con que los controles de movimiento son obligatorios y deberás apuntar tu consola para poder atrapar a los diferentes Pokémon que encuentres, lo cual a veces es un poco frustrante si te encuentras en un lugar donde no cuentas con mucha movilidad.

Todo esto es lo que encontrarás en la nueva entrega de Pokémon, pero si eres seguidor de la franquicia sabrás que con este nuevo título también salió un nuevo accesorio: la Poké Ball Plus. Después de muchas horas jugando, encontré que la experiencia completa de Pokémon: Let’s Go Pikachu! / Eevee! se encuentra al jugar con este accesorio, ya que al funcionar como control y darte la opción de simular el movimiento de aventarlo, el juego se vuelve un poco más inmersivo. Además de esto, llevar un Pokémon contigo en tu bolsillo para llevarlo a pasear y que te “hable” de vez en cuando es simplemente impresionante y es una experiencia que los fans más apasionados deben probar.

Así que, después de muchas dudas sobre la calidad de esta entrega y las decisiones tomadas por Game Freak, debo decir que Pokémon: Let’s Go Pikachu! / Eeevee! es una entrega digna de la franquicia y posiblemente una de las mejores hasta ahora, es verdad que se llegan a extrañar las peleas con Pokémon salvajes pero con tantos cambios para mejorar la experiencia de los jugadores estamos en un punto en el que no se si realmente lo mejor sea regresar al sistema anterior o que se mantenga con este. Para los nuevos jugadores, este título cae como anillo al dedo, pero para los fanáticos del juego puede que se tarden un poco en acostumbrarse a la nueva mecánica, y una vez que lo hagan es muy probable que entiendan los cambios y terminen enamorados del juego.

Pokémon: Let’s Go Pikachu! / Eevee! despeja todas nuestras dudas y llega como una entrega perfecta para todos

Junichi Masuda logra crear un juego para todos, con cambios que le hacen tanto bien a la jugabilidad que por un momento te olvidas de que no hay peleas Pokémon. Con gráficos impresionantes, el regreso de piezas musicales icónicas, y un juego más ágil, el regreso a Kanto es bastante entretenido.

8.3
Gráficos:
9
Jugabilidad:
8
Historia:
7.5
Música:
8.5

Eduardo Alejandro Ceja Cruz

Eduardo Alejandro Ceja Cruz

Amante de los videojuegos, los libros y la ciencia. QFB en proceso. Adicto a los RPGs. Entrenador Pokémon.
Eduardo Alejandro Ceja Cruz

Gracias por compartir
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email