Carrusel PC Playstation Reseñas Reseñas Reseñas Videojuegos Xbox

[Reseña] Oh…Sir! The Insult Simulator

¿Te ha sucedido que en la calle chocas con alguien y empiezan a decirse de cosas? Insultos tras insultos para ver quién es el más rudo o creativo y ser “el vencedor” de la contienda. Esta batalla verbal pocas veces se ha migrado en los videojuegos y es aquí donde aparece uno de esos títulos extraños que aparecen en consolas y en PC, se trata de Oh…Sir! The Insult Simulator, título desarrollado por Vile Monarch.

La premisa del juego es sencilla, tu deber es ir derrotando personajes, cual, si fuera un título de peleas mediante tu léxico, creatividad y vocabulario, en donde te enfrentarás a  todo tipo de personas, desde personajes literarios, médicos, rusos hasta enfrentar a alguna deidad.

Previo a cada encuentro, se te contará una historia chusca, argumentos graciosos como si un perico está o no muerto, si una dama asesinó a alguien para convertirlo en mesa de té, o cuál es el significado de la vida.

Oh…Sir! The Insult Simulator confronta a dos personajes, ya sea contra la CPU o un amigo, estos cuentan con una barra de vida muy similar a las presentadas en los títulos de peleas como Street Fighter. Las batallas se dan por turnos en donde el primer jugador elegirá una palabra en un pequeño catálogo, esta palabra es el inicio de armar un insulto que dañe a tu oponente, después de elegir la palabra será turno del oponente y así seguirá sucesivamente.

La oración será tan extensa como tú lo desees, entre mayor extensión mayor daño, estas palabras que elijas deben de tener coherencia y respetar las reglas gramaticales del Inglés Británico. Tu enunciado puedes terminarlo en cualquier momento, pero aprovechando las mecánicas y reglas del juego para maximizar tu insulto: Si repites en tus distintas oraciones alguna palabra clave, se duplica el daño, si tu enunciado es muy duro, ofenderás a tu oponente dañándolo más o si descubres la debilidad de cada personaje, estas debilidades pueden denotarse si tus oraciones ofenden el ego, la estética, los conocimientos, la familia o creencias de alguien, por lo que tendrás que variar en tus argumentos para encontrar la fórmula perfecta.

Hay casos en que las palabras no puedas unirlas con una conjunción o un verbo, para ello puedes dejar en pausa tu insulto y esperar a que se reseteen las palabras o puedes, como buen británico, beber un poco de té y se podrá resetear las dos palabras extra de reserva que tienes para realizar tu ataque. El humor también está presente en las palabras utilizando vocablos como “Tu mamá…. Hámster… huele a estiércol etc.” por lo que puede formar un ingenioso insulto, con sus detalles.

En el apartado gráfico Oh…Sir! The Insult Simulator ofrece un arte simulando la papiroflexia en un entorno medio acartonado, un híbrido de éste y arte de 32 bits, no destacan sus escenarios ni los personajes, ya que tienen pocas animaciones y el juego en sí es estático, por lo que se hubiera apreciado un mejor trabajo artístico. Los menús del juego, visualmente hablando son muy simples provocando que no te den muchas ganas de jugarlo.

En el apartado sonoro destaca por el uso de voces, cada personaje tiene su voz única, y cada oración que hayas creado la dirán, y fueron muy pocos los problemas de entonación, o velocidad, salvo unos pequeños casos en donde se oye medio pausado. En contra medida, en la música de fondo es imperceptible, anticlimática y con un poco surtido.

Uno de los problemas del juego es la coherencia, si bien es un título con su toque de humor, y depende mucho del jugador el insulto ingenioso, a su vez, por la generación de palabras del catálogo, obtendrás argumentos aburridos e incoherentes, pero que pueden hacer daño, oraciones como “Tu mamá es tan vieja, como un lago y un saco” el cual por longitud y por uso de ciertas palabras puede ser muy efectivo, pero pierde el toque gracioso al pensarse con un poco más de estrategia.

Otro detalle es el factor de entretenimiento, en la primera hora te divertirá la dinámica, pero después se torna aburrida, y no le ayuda los escuetos modos de juego, que es juego Arcade y el modo de historia, no hay mucho aliciente más que el desbloqueo de personajes para seguir disfrutando del título.

Curiosamente, este juego es más divertido en solitario que en compañía, ya que la dinámica de turnos e insultos logrados lo hacen sentirse lento, y que sea más fructífero que a tu amigo lo insultes en la vida real.

Otro punto a consideración es la localización, es un título británico, por lo que no hay uso del idioma del español, por lo que deben tener un conocimiento de medio- avanzado en el inglés para entender todos los vocablos y reglas gramaticales del título.

 

 

Se les pasó la hora del Té

Oh…Sir! The Insult Simulator es un juego en extremo repetitivo, su dinámica de juego fue una hoja de dos filos, puedes quebrarte la cabeza y ser creativo o decir disparates incoherentes y obtener el mismo resultado, el apartado visual y que sea casi inexistente la banda sonora hace esta una sensación de lentitud y letanía. Recomendado solamente a los que desean practicar y expandir su vocabulario extranjero.

7.1
Gameplay:
6.5
Gráficos:
7
Historia:
7
Sonido:
8

Chokochokorito

Editor en Jefe at ResetMX
SME-Webmaster @clubcasablanca1 / Editor en Jefe de@ResetMx / Estudié MAC, sigo siendo ocioso, gamer, otaku y demás 🙂

Latest posts by Chokochokorito (see all)

Gracias por compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien