Carrusel Cine Reseñas

[Reseña] Mazinger Z: Infinity

En 1972, en Japón surgió llamado Mazinger Z, el cual fue creado por Go Nagai, el cual se convirtió pronto en un gran éxito en las tiendas de revistas y pasaría al formato de anime en poco tiempo. Relataba las aventuras de un motociclista llamado Koji Kabuto quien descubre que su abuelo desarrolló una poderosa máquina llamada Mazinger, la cual se recargaba con la recién descubierta energía fotónica y tenía la intención de ser utilizada para resistir el ataque de las robobestias del Doctor Hell y sus secuaces. 

La serie de televisión, que llegaría en la siguiente década a México, tomó por sorpresa a muchos de nosotros en una era donde también teníamos a Voltron: Defensor del Universo y Robotech en la programación abierta y que, pese al constante cambio en los doblajes, nos terminamos encariñando más a la pícara pero épica historia de Koji y su lucha contra el Doctor Hell, al incluir personajes simpáticos y bastante carismáticos como el simpático bravucón Boss, la hermosa pero peleonera Sayaka o el extraño Baron Ashler. 

Pero antes de continuar con la reseña, prendan este video y escuchen la música mientras leen. 

 

 

Para celebrar los 50 años de la trayectoria de Go Nagai, se liberó en Netflix una serie basada en su primera obra, Devil Man: Crybaby y más adelante tendremos una serie para celebrar su otra serie exitosa: Cutey Honey, finalmente tenemos la película que celebra más de 45 años de la existencia de Mazinger Z, Infinity. 

Dirigida por Junji Shimizu (One Piece), el doblaje al español incluye a talentos como Pascual Meza, Dulce Chino, Arturo Mercado Jr., Alberto Bernal, Alejandro Villeli y Jesse Conde entre otros actores. Cabe mencionar que muchos de ellos participaron en el redoblaje que se hizo a la serie y que pueden escuchar sus voces actualmente en la retransmisión de la serie en Imagen Televisión. 

 

El mal ha regresado para una última batalla.

Han pasado diez años desde el último duelo entre Mazinger y las fuerzas del Dr. Hell y hay una relativa paz donde la energía fotónica es utilizada para mejorar la calidad de vida en el mundo, es entonces cuando Koji descubre un nuevo Mazinger, el cual, sin saberlo abrirá las puertas para que el Doctor Hell y sus fuerzas regresen, buscando el dominio de este robot monumental que podría acabar no solo con el mundo sino con el universo mismo. 

Tenemos de pronto en Mazinger un viaje al pasado, a una serie que emocionó a muchos adultos y, que si tiene la suerte suficiente, jalará a muchos a buscar este clásico del anime y recorrer la lucha entre el bien y el mal representado con robots gigantes. Y si uno se pregunta si faltan detalles, puede ser que no encontremos aquí elementos de spin-offs como Grendizer o Mazinkaizer, y nos baste con ver personajes de las primeras dos series de la saga, pues también tenemos algunos personajes de la secuela Grand Mazinger (deberían traerla a México de alguna manera) que podrían confundir a los fans de entrada. 

En todo caso, los que hemos visto diferentes animes de Go Nagai (en series u ovas, algunas llegaron al legendario canal Locomotion), no nos vamos a sentir defraudados, Infinity contiene esos elementos cómicos, pícaros y hasta perversos que las series de Nagai tienen, así que es probable que en algún punto, pudieran taparle los ojos a sus niños si no están preparados para ver misiles de pecho o desnudos inesperados (pero bien disimulados). 

 

Pero Koji está listo para defender el mundo otra vez.

De ahí nos pasamos a la ejecución de la historia que en ningún momento defrauda, si bien la introducción es algo lenta (especialmente para aquellos que ven por primera vez el universo de Mazinger), los fans estaremos contentos de ver qué ha pasado con cada uno de los personajes clave de esta historia y pronto vemos como la historia toma cada vez más fuerza, escena tras escena, donde pronto veremos robobestias y robots gigantes dándose con todo, donde todas las robobestias tienen su momento, presumen sus ataques, donde Mazinger presume una y cada una de sus habilidades, desde el ataque de “puño fuera” hasta la utilidad del Grinder. Donde incluso Boss tiene su propio momento de diversión y gloria y hasta veremos una breve referencia al infame ataque de Afrodita 5. 

Quizá el acto final es donde afloja un poco la película, en una jugada que me hizo pensar que estaba viendo tres animes al mismo tiempo (que no revelaré para no romperles el spoiler) y que si me dejo con una cara de sorpresa. No obstante, cierra bien el epílogo de esta aventura y dejara al público conocedor suspirando de alivio. 

Sí, todos los personajes tienen su momento, obviamente destacándose héroes y villanos principales, pero sin descartar a los simpáticos científicos del Laboratorio de Investigación Fotónica o Boss y sus compinches y hasta notar como han crecido otros personajes de la saga. 

 

¿Qué misterios esconde la máquina llamada Infinity?

De ahí tenemos a un personaje completamente nuevo, una chica que de pronto parece tener ciertas coincidencias con un personaje de otro anime de mechas que cambió el rumbo de la forma de contar historias de robots gigantes, pero que mantiene el equilibrio de la historia y es un excelente pivote para los giros de tuerca que no esperamos venir. 

El doblaje es formidable, debo aceptar que no he visto la serie con el doblaje remasterizado, pero los actores cumplen con su trabajo, especialmente Pascual Meza, Dulce Chino y Alejandro Villeli quienes prestan sus voces a Koji, Sayaka y el Doctor Hell. Ninguno defrauda y, aunque a Pascual le falta un poco la pasión con la que Jesús Barrero dobló a Koji en un segmento de la serie, debo aceptar que cumple con el trabajo. Otro detalle que aplaudo es ver que las traducciones al español se insertan dentro de las ilustraciones, está bien, quizá maten un poco el ambiente japonés de la serie, pero mejor eso a tener subtítulos innecesarios por toda la pantalla. 

La animación es exquisita, especialmente en el diseño de los personajes y el trabajo en 2-D, si hay un momento donde vemos el esfuerzo por hacer una animación más por computadora, especialmente en las tomas de batallas y quizá en una de las batallas, ese formato se exagera un poco y pierde un poco la esencia de una batalla clásica de Mazinger en el proceso. La música no defrauda, tenemos una canción nueva pero ahí están esos tonos al estilo spaghetti western que nos hicieron sentir esa dosis extra de heroísmo que la serie de Mazinger tenía y si se preguntan si está el pegajoso intro cantado por Ichiro Mizuki, por supuesto ahí está. 

 

Mazinger regresa armado hasta los dientes para dar la batalla de su vida.

Es cierto, no parece que se proclame como la mejor película de anime del año, es muy pronto para decirlo. Pero debo afirmar que por ahora el término infinity lo domina bastante bien esta película y seguramente deja la vara muy alta para que unos superhéroes occidentales intenten hacer gloria agregando infinito a su título. Es probable que las audiencias nuevas no lleguen a completar la película si no están familiarizados con el anime, con Mazinger o con los robots gigantes, pero créanme, esta cinta compensa bien las carencias que otra cinta de robots gigantes estrenada este año nos dejó. 

¿Será última vez que el puño de hierro vuele en las pantallas? Tardaremos en saberlo, pero si crecieron con la serie de Mazinger, este es un gran momento de vivir una gran aventura con Koji y compañía en la pantalla gigante. 

 

Mazinger sorprenderá a los fans y quizá atraiga algunos más

Infinity es una celebración del universo de Mazinger Z y su mundo, quizá la historia cae en muchos clichés comunes del anime y del género en general, pero la cinta no pierde el ritmo y cuando llegan los duelos de robots y robobestias, logra su cometido y cumple en su tarea de divertir. La cinta suelta nostalgia y diversión en una película que el fan del anime clásico no debe perder.

8.1
Guión:
7.5
Dirección:
8
Doblaje:
8.5
Animación :
8
Banda Sonora:
8.5

Gracias por compartir
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email