Carrusel Reseñas Xbox

[Reseña] Lost Grimoires: Stolen Kingdom

Cuando una compañía se especializa en un género en particular, es normal que de pronto intenten experimentar cosas nuevas en un juego, y hay veces que dicha experimentación es positiva para la mejora de un juego, aunque también deberían poner un poco más de atención con cosas que ya están funcionando.

Bajo esta premisa, comenzamos la reseña de la entrega más reciente de los juegos de Artifex Mundi, Lost Grimoires: Stolen Kingdom, que salió en noviembre del año pasado en Steam y ahora tenemos la oportunidad de disfrutarlo en la consola Xbox One. Un juego cuya temática se presta para que los desarrolladores intenten cosas nuevas, ¿habrán funcionado?

REALIZANDO QUÍMICA… PERDÓN ALQUIMIA CON NUEVOS ELEMENTOS DE JUEGO

En este nuevo juego, que al puro estilo de Artifex Mundi mezcla los juegos de búsqueda de objetos con el estilo de juego de apunta y aprieta, tenemos que ponernos en los zapatos de Eliana, una chica que ha terminado sus estudios de Alquimia y pronto se reacomodará con su maestro, un alquimista de renombre.

 

Y en su cuarto comenzará la aventura

Tan pronto como llega a la ciudad,  se dará cuenta que ésta  está siendo oprimida por un Rey que antes solía ser justo y ahora castiga duramente a través de los Golems (figuras de piedras animadas con elementos que mezclan magia y ciencia), además de que un misterioso personaje está intentando robar algo muy valioso de su maestro, ¿podrá Eliana descifrar el misterio detrás de dicho hombre y la razón por la que el reino ha caído en la oscuridad? ¿Será acaso que el pasado de Eliana tiene algo que ver?

En cuanto comenzamos a navegar por  el juego nos damos cuenta que Lost Grimoires toma muchos de los elementos que han ayudado a otros juegos de la compañía a ser más ágiles en su modo de juego, como el mapa que te permite tomar atajos rápidos, los coleccionables que de pronto brincan en la pantalla y que te permiten agregar dos o más logros a tu gamer score y nuevas dinámicas en los juegos de búsqueda de objetos que, si bien, son pocos, ahora le meten un poco más de reto, pues en uno, incluso, tendremos que resolver acertijos.

Además, debemos agregar que quitan los innecesarios juegos de cartas que podías optar jugar en lugar de buscar objetos, y el diario también fue removido en favor de una nueva opción donde podrás agregar todos los compuestos alquímicos que el juego te requerirá que obtengas, para poder abrir una nueva serie de acertijos donde deberás mover las moléculas de los ingredientes que vayas obteniendo, para lograr un compuesto nuevo, el cual podrás utilizar para resolver otros acertijos, como ayudar a una vendedora de telas a limpiar su mercancía o hacer dormir a un intruso.

 

La búsqueda de objetos sigue siendo la base del juego con hermosas imágenes hechas a mano.

CUANDO LA DURACIÓN DEL JUEGO HACE QUE SE PIERDA LA ALQUIMIA

En cuanto a la narrativa me parece que Lost Grimoires tenía mucho potencial para ser un juego que pudiera superar a otros juegos de la compañía, pues tiene un prólogo bastante intenso que incluye una secuencia de sueños bastante estremecedora y con un juego de búsqueda de objetos realmente difícil y si a esto agregamos que el juego no está en español como otros juegos de la serie, entonces parece que nos enfrentamos a un reto bastante complicado.

Pero una vez superada esta secuencia, la narrativa si cae un poco en los clichés, pero sin caer en la oscuridad o los sustos de “pianazo” (esos que se oye un acorde tenebroso cuando ocurren), de hecho tiene una historia que te invita más a pensar,que a asustarte en ratos y te hace que te sumas con interés en esta historia de alquimistas.

El gran problema es que el juego dura poco y el guion se siente forzado desde la mitad hasta  el final, cuando apenas te estás acostumbrando a entender este reino de alquimistas, de pronto ya estás encaminado a resolver todos los problemas de golpe y porrazo, lo cual deja muchos huecos en la historia.

 

Esta es una maqueta y… otro acertijo que resolver.

Y si hablamos de duración, este es el juego que menos tiempo me llevó resolver su trama principal al durar solo cuatro horas, claro existe el modo difícil que incrementa el tiempo para recibir pistas y quita los atajos del mapa que alargarán el juego unas horas más, pero la falta de una historia extra como se daba en otros juegos y la exigencia de los logros (resolver todos los juegos de búsqueda de objetos sin pistas ni errores) hacen que eéste sea uno de los juegos con mala relación entre durabilidad y precio de Artifex Mundi.

Lost Grimoires también vuelve a abusar mucho de poner los diálogos con voces, incluso en momentos donde realmente no necesitamos oír al personaje, lo cual nos hace notar que la calidad del doblaje decae un poco. De hecho la actriz que hace la voz del personaje principal también hace su voz de niña, pero lo hace tan mal, que te hace considerar que pudieron haber invertido un poco para que una auténtica niña hiciera esas voces como ha ocurrido con otros juegos de la compañía.

 

Pese a su duración los acertijos siguen siendo buenos retos a vencer.

En lo que este juego no pierde nada de calidad es en su banda sonora, que se mantiene al nivel de otros juegos de la compañía, sus gráficos dibujados a mano que siguen siendo una delicia tanto en los paisajes de juego, como en los juegos de búsqueda de objetos y hasta en los personajes desplegados en el juego y su control que sigue siendo muy accesible para cualquier usuario que quiera entrar de lleno a este género en las consolas.

Lost Grimoires empieza como una brillante promesa de ver algo nuevo bajo el sol de Artifex Mundi, pero los problemas con la forma en que se resuelve la trama en el juego y su duración, además del doblaje y la falta del idioma español, hacen que termine decepcionando un poco al jugador, aunque no lo suficiente para ahuyentarlo de una serie de buenas ideas que deben considerar utilizar en los siguientes juegos y más vale que su secuela Shard of Mistery haya sabido aprovecharlas, aunque seguramente eso lo platicaremos en unos meses.

 

Un juego que desaprovecha las innovaciones en el modo de juego con su historia corta

Lost Grimoires: Stolen Kingdom comienza bastante bien, promete una gran variedad de acertijos y una historia sumamente detallada que se precipita al final. La diversidad de los acertijos y el poco uso que le dan a los juegos de búsqueda de objetos lo hacen un juego versatil que debió haber durado más tiempo en su historia.

7.6
Guión:
7
Jugabilidad:
8
Música:
7.5
Gráficos:
8

Gracias por compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien