Carrusel Noticias Videojuegos Xbox

[Reseña] Assassin’s Creed Origins

Después de un año en hiatus, Ubisoft regresa con su franquicia estrella para darle unas clases de historia a los videojugadores, esta vez sobre Egipto. Con nuevas ideas para la franquicia y la necesidad de recordarles a los jugadores el gran título que era Assassin’s Creed hace un par de años, Ubisoft Montreal nos remonta al origen de los Asesinos, para descubrir cómo es que empezó todo.

En esta precuela, presenciaremos el origen de la Orden de los Asesinos desde los ojos de Bayek, el Medjay (protector) de Siwa, quien busca vengar la muerte de su hijo asesinando a cada uno de los implicados, mientras desenmascara secretos que envuelven a Egipto y conoce a personajes como Cleopatra.

Como todo título de Assassin’s Creed, Ubisoft buscó seguir la historia ya escrita para poder llenar los huecos y entregar un juego interesante, por lo que en esta ocasión nos ubicaremos en Egipto, durante la pelea entre Cleopatra y Ptolomeo XIII por el título de faraón. Podrás vivir grandes momentos de la historia como la llegada de Cesar, la pelea entre Cleopatra y su hermano, grandes batallas marítimas, además de poder visitar los monumentos que marcaron la historia de Roma y Egipto como las pirámides, el faro de Alejandría, el Hipódromo, etc… Sin duda otro trabajo espectacular por parte del equipo de Ubisoft Montreal.

Pero fuera del acierto con la gran ambientación y análisis histórico que tenemos en el juego, Ubisoft nos entrega unos personajes que en su mayoría llegan a ser bastante planos y se sienten estancados en un solo papel. Por una parte, tenemos a Bayek, quien está enfrascado en vengar la muerte de su hijo y no se da cuenta de lo que en realidad está ocurriendo y lo que descubre, a pesar de sus interacciones con todos los personajes como Cleopatra y César. No se nota un crecimiento de verdad durante el titulo hasta que llegamos a la escena cinematográfica final, en donde cambia radicalmente de un momento a otro.

En cuanto a los personajes secundarios, nos llegamos a encontrar una escena completamente distinta, ya que primero observamos una gran caracterización para los personajes históricos que está bien basada en los relatos y escritos que llegamos a conocer, destacando el personaje de Cleopatra, además de que los demás personajes muestran una gran personalidad y avance a través de cada una de las misiones principales y secundarias.

Y lo mejor de todo (aunque un poco triste para los más fanáticos de la franquicia) es que no deberás haber jugado cada título de la franquicia para poder entender esta entrega, ya que no hay muchos momentos fuera del animus en los que se hable de la línea de tiempo de la franquicia, o de personajes como Desmond y Abstergo, pero el momento en el que sales tienes la oportunidad de ponerte al corriente a través de las notas disponibles en la interfaz de la compañía.

La historia de la franquicia ha sido un aspecto delicado para Ubisoft, y es que parece ser que desde los tiempos de Ezio no han podido dar en el clavo en este aspecto, sin duda se han acercado con títulos como Black Flag pero también han fallado miserablemente como en AC III, y creo que AC: Origins vuelve a  quedar en un limbo entre estos parámetros.

Pasando a hablar de las gráficas, debo volver a recalcar el gran trabajo del equipo de Ubisoft Montreal con todo el trasfondo cultural para entregarnos una ambientación tan perfecta como lo hace con Assassin’s Creed Origins. Y es que hablar de una civilización como lo fue la egipcia, de la cual contamos con tanta información y a la vez se ha perdido muchísima más con los sucesos ocurridos a la Biblioteca y el faro de Alejandría, que la reconstrucción realizada por el equipo de desarrollo con las libertades creativas tomadas es asombrosa. Para los amantes de la historia, esta parada en Egipto es un manjar para la vista.

Pero no todo podía ser perfecto en el aspecto visual para Ubisoft, estudio que ha sido reconocido por un sinfín de bugs visuales, y Assassin’s Creed Origins no puede salvarse de esto. El titulo sufre principalmente de la llamada “clipping” en donde los modelos atraviesan otros modelos, algo que es frustrante al ver como tus armas (las cuales ves todo el tiempo sobre tu personaje) atraviesan una y otra vez la ropa y demás modelos con los que carga tu personaje.

Además de esto, parece ser que el titulo no puede manejar las físicas del fuego, ya que cada que algo se comienza a incendiar a gran escala, los efectos visuales de las llamas se pixelean y termina pareciendo que tienes un efecto en 8 bits dentro de un título con grandes visuales y ambientación

Pasando a la música, lo más interesante  es el cambio de banda sonora de exploración, una música calmada y misteriosa para alimentar tu sentido de búsqueda, a una banda sonora llena de tambores para que desenvaines tu sable y te prepares para la batalla, volviendo a mantener sus grandes aciertos durante la franquicia en este aspecto.

Pero como lo comentábamos a principio de la reseña, Ubisoft se tomó un descanso de un año para poder reencontrarse con la serie y entregarles una mejor experiencia a los jugadores, y realizaron una completa reestructuración del título llevándolo hacia un aspecto más RPG que en entregas pasadas.

En esta renovación completa en donde aspectos como el equipamiento, el árbol de habilidades, y el combate juegan un papel mucho más importante que en entregas pasadas. Al tomar inspiración de títulos como TheWitcher 3, Assassin’s Creed Origins llega a perder parte de su alma ya que deja muy de lado el aspecto sigiloso y de parkour que caracterizó a la franquicia por años, dejando en su lugar un gran título RPG.

Y como buen título de RPG, la exploración juega un papel muy importante , y viajar por todo Egipto es un menester en Assassin’s Creed Origins. El mapa es tan grande y vasto que a todo lugar a donde vayas habrá algo que hacer y aprender, y, a pesar de que el mapa es extremadamente grande, el viaje entre las ciudades se siente ágil y liviano.

El combate  también es uno de los mejores diseñados y es bastante intuitivo, hay un buen balance en las armas y las habilidades que puedes desbloquear dan lugar para diferentes estilos de pelea, ya sea que prefieras a largo alcance o quieres ver los ojos de tus enemigos mientras les entierras tu espada.

Todo esto hace de Assassin’s Creed Origins uno de los mejores RPG qué hay en estos momentos en el mercado. Si son fans de la franquicia y las entregas pasadas los decepcionaron por la calidad decreciente con la que Ubisoft los iba entregando, podrán darse cuenta que el descanso tomado por la compañía les sirvió en gran medida para crear el gran título que hoy tenemos.

Y si uno de sus géneros favoritos son los RPG, encontrarán en Assassin’s Creed Origins un título que vale mucho la pena jugar.

[marstheme_reviewpost_id=”144621″]

 

Eduardo Alejandro Ceja Cruz

Eduardo Alejandro Ceja Cruz

Amante de los videojuegos, los libros y la ciencia. QFB en proceso. Adicto a los RPGs. Entrenador Pokémon.
Eduardo Alejandro Ceja Cruz

Gracias por compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien