Carrusel Especiales esports Noticias Noticias PC Videojuegos

[Cobertura] La Gran Final del Circuito Nacional México, el inicio de una nueva era.

La Liga de Videojuegos Profesional al llegar a México tenía una misión bastante complicada: Ofrecerle a la comunidad de League of Legends un evento presencial que llenara el vacío provocado por la extinción de la Liga Latinoamérica Norte de Riot Games.

Ordo Equitum era el claro favorito para llevarse la Copa.

En este sentido, el encuentro entre los equipos Ordo Equitum y Just Toys Gaming en la Gran final del Circuito Nacional México, fue un agradable panorama de lo que se puede desarrollar en un futuro para la comunidad y jugadores de este deporte electrónico, a pesar de haber sido realizado en una sala de cine.

Empezaba la tarde en la plaza comercial Paseo Acoxpa, ubicada en el sur de la Ciudad de México, cuando una fila empezó a generarse en la sucursal de Cinepolis, alrededor del cine, gente ajena que pasaba por ahí se preguntaba qué se iba a exponer, como única pista, unos banners de League of Legends se encontraban esparcidos a lo largo del recinto.

Just Toys Gaming buscaba dejar atrás la maldición del segundo lugar.

Pasadas las 15:30 horas, se empezó a dar acceso a la sala de cine, lo que recibía al espectador fue un escenario compuesto por las clásicas mesas que albergan 5 computadoras cada una y sillas de gaming para cada jugador, arriba de estos, la pantalla de la sala proyectaría lo que acontecería en la Grieta del Invocador.

Tras una espera de aproximadamente una hora, el evento dio inicio, para ese lapso de tiempo la sala de cine ya se encontraba llena y las porras de ambos equipos habían arribado.

Ordo Equitum y Just Toys Gaming son viejos rivales, se han cruzado en varias ocasiones en finales de distintos circuitos que se han presentado a lo largo del año, sin embargo, estaría sería su primera vez ante un escenario como este.

El equipo favorito de este encuentro fue Ordo Equitum, sin embargo, había expectativa por parte de su rival, Just Toys Gaming, en llevarlos al límite a pesar de tener la maldición del segundo lugar, su experiencia reciente en torneos presenciales podría ser una herramienta clave.

InKoS, jungla de Ordo Equitum salvó el día. Fuente: Ordo Equitum.

Una serie al mejor de 5 separaba a los equipos de consagrarse como campeones, la primera partida fue para el equipo de Just Toys Gaming, sin embargo, el segundo y tercer encuentro seria para Ordo Equitum tras realizar un cambio de junglero, la estrella de la escuadra, Kevin “InKos” Alpire, demostró una temible presencia en el juego al buscar asesinatos con los campeones Kindred y Graves.

En el cuarto encuentro, Just Toys Gaming, haría el milagro de salvar la serie y orillar a Ordo Equitum a un quinto encuentro en menos de 30 minutos. Ya adentrados en el quinto mapa, la escuadra favorita concretaría su victoria con una composición de juego temprano.

Lo bueno:

Este primer evento organizado por LVP México, evoca a los eventos organizados en 2013 y principios de 2014 por, en ese entonces, la poderosa ESLA, quiénes buscaban dar un punto de encuentro en un lugar sencillo, pero con un trabajo profesional de fondo, para que jugadores profesionales, fanáticos y personajes destacados de la comunidad convergieran alrededor de su pasión, League of Legends.

Hay que destacar que tanto Ordo Equitum y Just Toys Gaming, pertenecían a los circuitos semi profesionales de Riot, por lo tanto, quizá la calidad de juego no era la mejor, sin embargo, gracias a los casters y el buen ambiente que prevaleció en el evento esto pasó a segundo plano.

Tras un 3-2, Ordo Equitum se hizo con la victoria.

Si bien, el recinto seleccionado fue bastante pequeño para una comunidad tan grande, Liga Profesional de Videojuegos otorgó un agradable panorama de que, en un futuro, podríamos ver algo más grande y elaborado en la Liga Nacional 2019.

Lo malo:

Si bien LVP México inició con el pie derecho, hubo detalles de logística que merece la pena mencionar, como abordo anteriormente, el recinto fue muy pequeño para una comunidad muy grande, además hay que agregar el detalle de haber sido desarrollado en una sala de cine, ubicada en una de las plazas comerciales más visitadas de la ciudad. Esto provocó situaciones extrañas, un ejemplo que se suscitó fue que en los intermedios se suscitaran extraños escenarios como jugadores profesionales yendo al mismo baño que el público general.

Además, otra consecuencia de un recinto pequeño fue la falta de control de los asientos, ya que iniciado el evento se presentaron escenarios no tan agradables para el espectador como haber perdido sus lugares tras haber salido un momento ya sea al baño o a la eterna fila de la dulcería la cual estaba combinada por asistentes a la Gran Final y quiénes iban a ver películas.

Sin duda alguna, la Gran Final del Circuito Nacional México nos presenta un futuro alentador para el competitivo mexicano, esperemos que Liga Profesional de Videojuegos escuche a la comunidad y también sea una ventana para generar equipos de gran calibre.

 

Gracias por compartir
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email